Dos diputados de oposición, Cristina Guirardi (PPD) y Raúl Soto (IND), lamentaron este miércoles las lesiones de gravedad que recibieron dos personas en las manifestaciones en Plaza Italia la jornada del martes, una de ellas una menor de 15 años, pidiendo la salida del general director de Carabineros, Mario Rozas, y la prohibición que las policías utilicen fusiles de balines y bombas lacrimógenas.

De esta forma, Girardi se refirió a las heridas que sufrió en su cabeza la menor, por lo que solicitó que de una vez por todas se tomen cartas en el asunto para no tener que seguir lamentando este tipo de hechos de violencia.

Esto debido a las declaraciones de la ministra de la Mujer, Isabel Plá y la subsecretaria de la Niñez, Carol Bown, quienes solicitaron que se investiguen los protocolos policiales utilizados en el incidente.

Ellas solicitaron que se investigue y que se sancione. Yo les pido a estas autoridades, que son parte del Gobierno y que es el responsable de lo que está ocurriendo hoy día que tomen las medidas necesarias para evitar esta clase de lamentables situaciones”, sostuvo.

Asimismo, la parlamentaria remarcó que “hay que recordar que Carabineros depende del Ministerio del Interior, que está a cargo de este tipo de situaciones. Ellos son los responsables, así como fue el ministro Chadwick y el Presidente de la República”.

Y en ese sentido, solicitó a la ministra Plá y la subsecretaria Bown que le planteen al Presidente Piñera tomar las medidas necesarias para no seguir lamentando hechos de violencia, poniendo hincapié en la urgencia de discutir el proyecto que prohíbe el uso de escopetas a perdigones y lacrimógenas.

Debemos eliminar todo tipo de armamento que ponga en riesgo a la población y la dañe, que se retire, que se prohíba su uso.  Hace unas semanas presentamos un proyecto de ley al respecto y que, precisamente para prohíbe el uso de escopetas de perdigones y lacrimógenas. Soliciten que a eso le ponga urgencia a este proyecto”, aseguró.

Girardi enfatizó que si se da lo anterior, se podría dar una señal de coherencia en relación a las acciones del Gobierno para terminar con los lamentables abusos que ha sufrido la ciudadanía.

No basta solo con pedir que se sancione, ustedes tienen herramientas más poderosas que solo hacer declaraciones. Les pido que de una vez tomen el toro por las astas para terminar con este abuso a la población chilena”, dijo.

Por su parte, el diputado Soto señaló que “esto tiene que parar ahora y si el Gobierno realmente quiere velar por los DD.HH. y reformar la institución de Carabineros, tiene que sacar a quien ha estado al mando de los abusos policiales

Dos personas en riesgo vital, una de ellas, menor de 15 años y el Gobierno sigue siendo un mero espectador de los abusos policiales”, exigiendo la salida inmediata del general Rozas, quien para él “es uno de los mayores responsables políticos de los abusos que ha cometido la institución”.

Aquí ya no puede haber dobles lecturas, o respetamos los derechos humanos y la seguridad de los manifestantes o seguimos sumando casos de heridos, agredidos, violentados y abusados”, explicó Soto, tras su la petición de remover a Rozas de la dirección de Carabineros, donde para Soto existe un “verdadero descontrol y transgresión de todos los protocolos que debe seguir una institución destinada a velar por la seguridad de los chilenos”.

Asimismo, enfatizó que es momento de dar “una señal clara en los cambios que quiere hacer el Gobierno, porque el ministro del Interior anuncia cambios en Fuerzas Especiales de Carabineros, pero aquí lo que realmente se necesita es recomponer las confianzas, el respeto por los derechos humanos y terminar con la impunidad“.

Según el último reporte del INDH, los casos de personas heridas ascienden a 3.449, de ellos se registran 352 lesiones oculares en lo que va de las manifestaciones. Además de 1554personas heridas por impactos de perdigones y 198 lesionados por armas de fuego no identificadas.

Desde que comenzó el estallido social, el INDH ha visitado 8.812 personas en comisarías, y se han denunciado 1.383 vulneraciones que se desglosan en violencia sexual, torturas y otros tratos crueles y uso excesivo de la fuerza en detención. Personalmente creo que aquí, el Gobierno y las Fuerzas de Orden y Seguridad han hecho vista gorda del uso excesivo de la fuerza contra manifestantes y transeúntes. Esto tiene que tener consecuencias claras y es Rozas quien debe dar un paso al costado”., concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí