El subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, salió este viernes a condenar el violento ataque que sufrió un Carabinero en Plaza Italia -conocida como Plaza de la Dignidad- mientras se encontraba de servicio, afirmando que se trató de un acto cometido por un “grupo de cobardes”.

En ese sentido, precisó que “fue un hecho de violencia de un grupo de cobardes atacaron a un carabinero de manera brutal. Uno ve las imágenes y el audio donde se ve que hay una concentración de un grupo de delincuentes que intentan, diría yo, matar a un carabinero que estaba cumpliendo funciones de servicio público”.

Ubilla también reconoció la “efectividad y eficacia tanto de la Policía de Investigaciones como Carabineros, porque ya hay personas detenidas, incluso uno de ellos portaba parte de los elementos sustraídos”.

Hay que mencionar que durante la golpiza propinada al funcionario policial, desconocidos le robaron su arma de servicio y su bastón retráctil.

Asimismo, condenó “absolutamente los hechos de violencia, aquí decirle a la gente que no hay ningún motivo que pueda explicar esta conducta de este grupo de vándalos”.

Ubilla también se refirió a la denuncia hecha por el INDH sobre una agresión que le propinó personal de la policía a una mujer embarazada durante las manifestaciones.

“No tengo los antecedentes, yo siempre he invitado al Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), al igual como a la Defensoría de la Niñez que cada vez que tengan un antecedente concreto puedan aportarlo rápidamente al Ministerio Público o al Ministerio del Interior”, explicó.

Dijo que “a nosotros nos interesa, tal cual como lo demostró el día de ayer el general director -Mario Rozas- tomar las medidas administrativas o poner en conocimiento del Ministerio Público aquellos casos que son denuncias responsables que tienen que ver con la vulneración de derechos de personas”.

“Si llega a ser cierto que hay una agresión a una mujer y embarazada, lo que agrava más la situación, Carabineros tiene que tener conocimiento para poder tomar inmediatamente las medidas administrativas”, sostuvo.

Y agregó que “hemos ido avanzando y lo hemos dicho desde el primer día, cualquier acto, cualquier denuncia que signifique la vulneración de un derecho por parte de un funcionario público debe ser puesta en conocimiento del Ministerio Público e iniciar las investigaciones sumarias”.

“Los sumarios es la instancia en que la institución revisa el proceder del funcionario y determina sanciones, desde la expulsión, como lo anunció el general director para varios casos, y otros, que son amonestaciones o registros u hojas de vida”, sostuvo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí