La presidenta de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, senadora Adriana Muñoz (PPD), y Yasna Provoste (DC), fueron enfáticas en expresar la necesidad de seguir estudiando el proyecto de las 40 horas laborales y no hacer caso a las recomendaciones de la mesa técnica del Gobierno de suspender la tramitación de la iniciativa por el “contexto económico” que se encuentra el país.

El Gobierno se ha empecinado en discutir aspectos laterales. (…) Quienes apoyamos el proyecto, fuimos muy enérgicos para expresar la necesidad de abordar esta materia. La enorme protesta social que hemos vivido ha mostrado con suficiente fuerza que los chilenos quieren vivir mejor, lo que no sólo tiene una connotación monetaria, sino también en las condiciones de trabajo”, argumentó Muñoz.

Con respecto a los fundamentos ligados a la productividad, “creemos que hay que ser justos. Por una parte, este tema está siendo cuestionado en el mundo entero. En medio de una economía que se centra más en los servicios que en los bienes, parece un indicador algo agotado”.

Más aún suponiendo que resulta relevante, no es justo hacer recaer sus variaciones exclusivamente en el trabajador. Sabemos que nuestras empresas invierten muy poco en capacitación, en ciencia y tecnología e innovación y ello está a la raíz de estos malos indicadores”, explicó.

LAS OPINIONES DEBEN SER DADAS EN EL PARLAMENTO

Por su parte, la senadora Provoste, sentenció que “es en el Senado donde esperamos perfeccionar esta norma legislativa. (…) Quienes tienen una opinión y la han expresado en un cuarto cerrado como es el panel de experto, lo debiesen plantear al parlamento, al Senado, donde las sesiones son públicas, televisadas y la gente puede escuchar los argumentos y los fundamentos”.

Asimismo, indicó que esperan que “la preocupación que el Ejecutivo ha expresado en materia de desempleo parta mirando sus propias acciones, porque hoy día este gobierno es el que ha generado un conjunto de desempleo arbitrarios, más bien persecuciones, a funcionarios que han tenido renovación de sus contratos por más de una década”.

Finalmente, la legisladora añadió que es lamentable que a “siete semanas del estallido social, el gobierno todavía no tenga una claridad respecto de cuáles van a ser las ayudas para mantener no solo sus plantillas de trabajadores y trabajadoras como se hizo tiempo atrás cuando fueron los aluviones en el norte del país. Aquí vemos un gobierno que está sin control de la situación y no entregando las herramientas que podría poner a disposición de los micro y pequeños empresarios”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí