La Fiscalía boliviana emitió este miércoles una orden de detención del ex presidente Evo Morales, a quien el Gobierno interino de Jeanine Áñez ha acusado de supuestos delitos de sedición y terrorismo.

El ministro interino de Gobierno (Interior), Arturo Murillo, compartió en Twitter una fotografía del documento en el que se ordena aprehender a Morales, refugiado en Argentina, y trasladarlo ante la Fiscalía Especializada Anticorrupción para «prestar su declaración informativa.

La denuncia del gobierno de Jeanine Áñez se ha producido por una grabación de una llamada telefónica, en la que supuestamente Morales da instrucciones de bloquear los caminos y “no dejar pasar alimentos” a las ciudades. El ex presidente ha respondido a estas acusaciones en sus redes sociales calificando el vídeo de “montaje”.

Morales renunció a la presidencia de Bolivia el pasado 10 de noviembre, presionado por la oposición y el Ejército después de que una auditoría de la Organización de Estados Americanos detectara “serias irregularidades” en las elecciones generales celebradas el 20 de octubre en el país. Morales viajó a México, donde se le concedió asilo político durante un mes, y el pasado 12 de diciembre llegó a Argentina, también como asilado, desde donde pretende monitorear la campaña presidencial boliviana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí