Este día de Navidad se ha conocido otro PATINAZO COMUNICACIONAL del gobierno que busca -con criterio marketero- revertir el estallido social con una millonaria campaña publicitaria que cuesta $220 millones y que implementará la agencia Walter Thompson y que beneficiará a la prensa regalona de Palacio y que por cierto no ve la inmensa mayoría de la ciudadanía.

Esta contratación express establece la “omisión de procedimiento de grandes compras de Convenio Marco”, con causal de urgencia y tiene como fin abordar con tono “directo, positivo e inspirador” la crisis social con mensajes llamando a la “paz para Chile” y “juntos podemos mejorar Chile”.

La contratación esta refrendada por el subsecretario general de Gobierno subrogante, Christian Schalper.

Mercado Público reseña en su sitio que “en algunas de las masivas manifestaciones se han producido hechos violentos que han implicado consecuencias perjudiciales para todo el país”.

“Llegó el momento de avanzar y salir de esta crisis, para ello es necesario que el ambiente país se tranquilice y así poder avanzar en calma, con el fin poder enfocar los esfuerzos en atender y ejecutar las demandas ciudadanas de manera correcta”, apuntan en el sitio.

En ese sentido, aclaran que el objetivo de la iniciativa es “llamar a las personas a tomar una postura de calma, a fin de que juntos podamos seguir construyendo un Chile más justo para todos”.

La difusión de la campaña, que estaba prevista a contar del 20 de diciembre, contempla un comercial de televisión de 45 segundos, al menos dos frases de radio de 30 segundos y lineamiento gráfico para difusión digital y landing.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí