La ministra de Educación, Marcela Cubillos, se refirió en duros términos a quienes participaron de los incidentes en contra del proceso de la PSU a lo largo del país, subrayando que “fueron personas con caras descubiertas, con nombres, organizaciones, quienes llamaron a boicotear este proceso de admisión universitaria”.

Haciendo declaraciones por primera vez desde el inicio del proceso de al PSU, Cubillos recalcó que estas personas deberán “asumir responsabilidades penales y civiles”, haciendo mención directa de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES), dejando entrever además que también apunta a “otras vocerías”.

Paralelamente, hizo un emplazamiento directo a la Fiscalía y la Justicia, afirmando que en esta ocasión “no hay disculpas” para hacer valer las responsabilidades.

“Cuando en un Estado de Derecho se impide por la fuerza a un grupo grande de jóvenes ejercer sus derechos más básicos, como era participar de esta prueba de selección universitaria, es evidente que van a tener que asumir todas las responsabilidades penales y civiles que correspondan”, resaltó la ministra.

En este sentido, anunció que el Gobierno apoyará todas y cada una de las querellas y denuncias que presenten tanto el Ministerio de Educación como los apoderados.

Respecto de la filtración, afirmó que se pidió al Demre una investigación y fiscalización respecto de los protocolos que puedan haber fracasado y las responsabilidades que pueda haber detrás del hecho.

Además, destacó que este es el último año en que el Mineduc no tiene la administración del sistema de admisión.

El jueves se define futuro de pruebas pendientes

Tras la suspensión de la PSU de Historia la tarde de este martes por parte del Consejo de Rectores de Chile (Cruch) producto de la filtración de uno de sus facsímiles, el rector Aldo Valle, vicepresidente del organismo, indicó que se citó de forma extraordinaria para mañana miércoles a una reunión del Consejo Directivo de la entidad, debido a la gravedad de la situación, mientras que para el jueves quedó citado el Consejo de Rectores en pleno.

Consultado sobre el futuro de la prueba de Historia, el rector de la Universidad de Valparaíso manifestó que “sigue pendiente, porque no se rindió y forma parte del proceso de admisión, salvo que se adopte una decisión distinta por el Consejo de Rectores pero, por ahora, sigue siendo parte del proceso de admisión y son las universidades las que tiene que tomar una decisión al respecto”.

Así también, aseguró que se hará un esfuerzo, en el caso de quienes no pudieron rendir alguna de las otras pruebas, como la de matemáticas y lenguaje, para que puedan hacerlo con todas las garantías posibles.

“Queremos reiterar que el proceso admisión 2020 sigue adelante. Que las pruebas que se han rendido en conformidad con los protocolos tiene plena validez”, resaltó.

Y anunció que iniciarán “acciones legales” contra quienes resulten responsables de esta filtración, comentando que “vamos a concurrir en su momento ante el Ministerio Público para que se hagan efectivas las responsabilidades; ya sean administrativas si son funcionarios públicos o de carácter jurídico penal en el caso de que haya un acto ilícito”, indicó, precisando que no podía entregar más detalles debido a que se trataba de una investigación en proceso.

En este contexto Leonor Varas, directora del Demre, entregó más detalles de la filtración, afirmando que en el caso de la prueba de Historia “circuló un folleto completo de la prueba oficial con mucha anticipación, incluso circularon respuestas de esa prueba”, añadiendo que “las pruebas tienen cuatro formas equivalentes, pero comparten un número importante de preguntas, porque es la forma de equiparar los puntajes para que signifique a igual desempeño se obtenga un mismo puntaje (…). No se podía aplicar la prueba a un sector de los estudiantes que tenían aplicada otras formas”.

Explicó también que “hay que investigar desde dónde se filtró. Es una filtración de bastante última hora, con material distribuido, no es en etapas previas”.

Acerca del por qué no se suspendió la aplicación a nivel nacional de otras pruebas, como la de ciencias y matemáticas -que también sufrieron filtraciones-, Varas declaró que en esos casos “aparecieron pruebas de matemáticas que se filtraron, pero muy al límite del comienzo de la prueba, con alumnos que ya estaban rindiendo; respecto al tiempo de exposición que invalida una prueba no se cumplió en la prueba de matemáticas y de ciencias”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí