El general director de Carabineros, Mario Rozas, se refirió a los ataques y enfrentamientos registrados en los últimos días en la 55a Comisaría de Pudahuel, y que arrojaron, sólo en su última jornada, siete personas detenidas. Así, explicó que “todo lo que hemos desplegado, en cuanto a nuestro personal y recursos logísticos, ha sido en forma proporcional. Y por cierto estamos haciendo uso de un derecho que la ley nos entrega, que es defendernos”.

El jefe de la policía uniformada subrayó que los cuarteles son puntos de reunión para la comunidad y quienes los atacan no son parte de esta, sino que “delincuentes”.

“Por tanto nosotros hemos hecho uso en forma gradual y proporcional, y lo que uno esperaría de nuestras autoridades administrativas a nivel comunal es que se interioricen en lo que estaba ocurriendo y también contar con la colaboración”, señaló.

Rozas se refirió también a las críticas que, durante la mañana de este viernes, efectuó el alcalde de la mencionada comuna, Johnny Carrasco, quien indicó que los procedimientos de los efectivos policiales mas bien empeoran la situación, exigiendo “mayor profesionalismo” al momento de controlar el orden público. Asimismo, el jefe comunal denunció que el pasado martes 7 de enero, y luego del atropello de un joven por parte de una patrulla policial, vecinos llegaron al cuartel para realizar “un acto cultural”, pero que la respuesta de Fuerzas Especiales “fue más represión, esta vez también contra las casas del entorno, desatándose una situación de más violencia, que se tradujo en bombas lacrimógenas, piedrazos, la reaparición de los balines prohibidos en el rostro de un vecino y un carabinero herido a bala en un brazo”.

Ante dichos cuestionamientos, el general director dijo creer que “la autoridad, lamentablemente a lo mejor, ha sido inducido a error. Yo lo invito a que mejor tome contacto con el jefe de la comisaría para que tome conocimiento de cuál ha sido el contexto en que esto se ha desarrollado. Acá no estamos hablando de vecinos, estamos hablando de delincuentes que de forma premeditada han tomado la decisión de atacar el cuartel”.

Sobre el tema también se refirió el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, quien señaló que “el Gobierno está de parte de los vecinos, de parte de la seguridad, tranquilidad y orden público, tal como lo está Carabineros y todas las instituciones de la seguridad y orden público, y nosotros creemos que tal como lo debiesen estar los alcaldes, cuyo deber es estar del lado de los vecinos que quieren vivir en paz”.

Cabe recordar que a lo largo de esta semana la mencionada Comisaría ha sido atacada con elementos contundentes, bolas de acero, disparos y bombas molotov, de acuerdo a lo informado por Carabineros, violencia profundizada con el atropello de un manifestante.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí