Esta asombrosa y creativa idea ha sido llamada “Operación Rock Wallaby” y la está llevando a cabo el servicio de parques nacionales y fauna de NGS. La meta es alimentar a los marsupiales de la región ya que los incendios les han afectado mucho. Hasta ahora, los aviones han lanzado desde el cielo más de 2200 kilos de vegetales frescos.

En Australia están lanzando miles de kilos de vegetales frescos desde el cielo para alimentar a los animales hambrientos afectados por los incendios

Según Matt Kean, el ministro de medio ambiente de NGS, los animales que han huido de los incendios ahora se encuentran sin nada de comer, por eso necesitan que les echen una mano. Una de las especies más afectadas son los wallabis.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí