20/01/2020

Increíble deterioro patrimonial: Las hilachas del Salón Carrera de La Moneda

Increíble deterioro patrimonial: Las hilachas del Salón Carrera de La Moneda
INFOGATE

El Salón Amarillo del Palacio de Gobierno, donde se espera la audiencia con el Presidente de la República, luce cortinajes raídos al igual que los tapices de sus muebles además de grasientos.


La “casa de todos” es decir el Palacio de La Moneda, sorprende con una lamentable imagen de suciedad y descuido en uno de los salones principales del segundo piso, antesala al salón de audiencias con el Presidente de la República. Se trata del Salón amarillo o Salón Carrera, en honor a uno de los “Padres de la Patria”, es decir el patrimonio histórico de la nación luce en deplorable estado.

Este salón, hasta antes del bombardeo del 11 de septiembre de 1973, sus muros estaban tapizados con seda amarilla.

Actualmente, los muros están pintados de amarillo y luce cuadros de José Miguel Carrera y de Javiera Javiera, pintura de Cosme San Martín.

Cortinajes raídos y sucios del Salón Carrera o Amarillo de La Moneda. (Foto Infogate enero 2020)


Sus cortinajes amarillos están raídos, los muebles de estilo Imperio, cuenta con dos sofás originales de 1820, en cuyos brazos están pintad os en oro una alegoría del Escudo de Chile y según la tradición habrían pertenecido a la familia del fundador de la Patria Vieja.


Los seis sillones tapizados en seda amarilla y blanca de jacarandá con marquetería, corresponderían a la misma mueblería que fabricó el mobiliario para Napoleón. Estos sillones, lucen grasientos en y raídos.


La mesa central, con marquetería inglesa de mediados de 1850, perteneció al vicealmirante Patricio Lynch, está en regulares condiciones ya que sobre su cubierta finamente diseñada con marquetería, se colocan vasos, y bandejas con entremeses.


Tema a parte son sus alfombras, de origen español y que al parecer han sido lavadas en varias oportunidades luciendo desteñidas y apelmazadas, es decir se ven ordinarias.

En síntesis, el Salón Carrera, es una muestra de cómo el patrimonio cultural de todos los chileno está totalmente descuidado, lo que resulta inaceptable porque se trata del Palacio de Gobierno, donde debería haber un cuidado mínimo por esta muestra de un período de la historia nacional. Así las cosas no hay que sorprenderse porque los monumentos nacionales son maltratados si el propio Palacio Presidencial poco y nada se preocupa de cuidar el escaso patrimonio. Como remate, para que vamos a referirnos a la suciedad de los cristales de las monumentales lámparas de estos salones.


recomendados

comenta esta noticia