El presidente de Renovación Nacional, Mario Desbordes criticó la actuación del Gobierno, y en especial de la Secretaría General de la Presidencia (Segpres), luego que la Cámara de Diputados aprobara ayer jueves la acusación constitucional contra el intendente de la Región Metropolitana, Felipe Guevara.

Ello, debido a que los acusan por haber generado previamente roces totalmente evitables con algunos parlamentarios que pudieron haberse abstenido en la votación del libelo.

En conversación con Radio Agricultura, el timonel de RN, comentó que “hubo varios democratacristianos que se salieron, que no votaron, y uno que se abstuvo, pero uno hubiera querido que transversalmente hubiera un rechazo a esta acusación”.

Por ello, el diputado afirmó que “se cometieron errores: creo que no era necesario presionar en algunos proyectos de ley que iban a generar roces con parlamentarios de la oposición y sobre todo con parlamentarios razonables de la oposición”.

En ese sentido, manifestó que “el Gobierno y la Segpres cometieron un error al apretar y apurar el proyecto del voto obligatorio, porque había parlamentarios de la oposición que querían discutir esto y aplazarlo para marzo, para sacarlo de esta semana que está bien compleja, porque está la Reforma Tributaria, la Reforma Previsional y además estaba la acusación constitucional”, apuntó.

Consecuencia de lo anterior, comentó que “parlamentarios DC me dijeron ‘pucha, ayúdanos para que esto se postergue hasta marzo’. Lamentablemente ahí, desde el Ministerio de Segpres, cometieron un error y apretaron eso y generaron una pelea innecesaria con algunos parlamentarios que pudieron haberse abstenido”.

De todas formas, Desbordes afirmó tajantemente que “uno tiene que separar las protestas, las manifestaciones pacíficas -hay que apoyarlas y cuidarlas-, pero tiene que ser muy duro con las manifestación violenta, con los encapuchados, con estos grupos de personas que tiene capturados el centro de Santiago, la Plaza Italia o Plaza Baqueano y otros sectores a lo largo de Chile”.

En ese sentido, declaró que, “cuando se acusa al intendente es dar una señal prácticamente de apoyo a estos encapuchados. Tienen que hacerse cargo los diputados que cometieron ayer este error gravísimo. Nosotros no podemos seguir idealizando y transformando en un Robin Hood a estos personajes de la ‘primera línea’ como se denominan acá (…) Son anarquistas que quieren destruir la democracia, esa gente no quiere democracia, no le interesa el plebiscito, no están por el apruebo a todo esto, ellos quieren que se caiga el proceso completo, no les interesan las reformas”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí