El gobierno de turno de Chile ha reaccionado tardíamente ante la grave crisis que se viene por la falta de agua y la sequía que afecta al país hace años. En este escenario –gravísimo- el ministro de Obras Públicas, el empresario Alfredo Moreno intenta dar tranquilidad con una maratón de entrevistas a la prensa local para asegurar –entre otras cosas- que: “La propiedad del agua, de acuerdo al Código Civil, al Código de Aguas actual y también el nuevo, es un bien nacional de uso público, es decir, pertenece a todos los chilenos”.

Pero además –sostiene el excanciller de Piñera- “hemos pedido dos cosas: reducir el consumo del agua, en un mínimo de un 10%, en base a eficiencia porque obviamente no pueden parar su producción (…) y que no se queden en el esfuerzo propio, y que nos ayuden con sus proveedores, clientes y la comunidad en donde están” esto tras reunirse con empresas que consumen gran cantidad de agua, pero sus palabras se diluyen cuando se conoce que la española Sacyr (gigante que controla carreteras y otras áreas estratégicas e Chile), ahora también entra al negocio del agua al comprarle a la gigante de Singapur Sembcorp cuatro empresas que abastecen de agua a Antofagasta, Lampa, Colina, Lo Barnechea y Huechuraba.

Es decir que el agua le pertenece a todos los chilenos es solo una linda frase, porque el control de la llave de paso está en mano de poderosas empresas que poco y nada le interesa el consumo humanos a menos que sea un rentable negocio.

Según una comunicación oficial Sacyr a través de su filial Sacyr Agua, “entra en el sector de la gestión del ciclo integral del agua con la compra de cuatro empresas a Sembcorp por 32 millones de euros (35 millones de dólares aproximadamente) y una cartera de negocio prevista que supera los 500 millones de euros (casi 549 millones de dólares)”.

Sacyr Agua gestionará los servicios de captación de agua bruta, distribución de agua potable, recogida y depuración de aguas residuales a una población de 150.000 habitantes, con una plantilla cercana a los 200 empleados.

Las cuatro empresas adquiridas suministran servicios en la ciudad de Antofagasta; y en Lo Barnechea y el condominio Valle Escondido en Huechuraba, además de Lampa y las concesiones Los Álamos y Pan de Azúcar, en Colina, en la Región Metropolitana.

CONTROL ESTRATÉGICO DE SACYR

Sacyr cuenta actualmente con 10 activos concesionales: cinco autopistas en explotación, que suman 701 kilómetros; el Hospital de Antofagasta; los aeropuertos de El Tepual y de Arica; y en desarrollo la autopista Los Vilos-La Serena y en Santiago, Américo Vespucio Oriente (AVO I); y recientemente se adjudicó la concesión de la Ruta 66, más conocida como Camino de la Fruta.

Sacyr Agua cuenta con más de 100 plantas diseñadas y construidas en todo el mundo, y opera sobre más de 13.000 kilómetros de redes de abastecimiento y más de 108.000 drenes y sumideros en seis países, con los que abastece a diez millones de habitantes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí