El estallido social del pasado 18 de octubre ha motivado la renuncia de 650 Carabineros a las filas de la institución, donde las mayores salidas se produjeron ente octubre y diciembre del año pasado en plena crisis.

Así se desprende de un informe de la policía en donde se menciona que entre octubre y diciembre, en plena crisis social, cerca de 150 policías decidieron colgar el uniforme, lo que en cifras significa un 23,7% más que en el mismo periodo que en 2018.

Según consigna La Tercera (El diario favorito de La Moneda para filtrar), entre los motivos que llevan a los uniformados a alejarse de la institución están los cambios dentro de Carabineros, el aumento de las horas laborales y la falta de proyección profesional.

La información también menciona que otro de los factores que llevan a la renuncia de funcionarios es el problema de salud del personal, puesto que una de las declaraciones que entrega un exuniformado es que después del 18 de octubre “aumentaron nuestras intervenciones en materia de control del orden público, debiendo acudir a diversos eventos y focos, donde hubo una serie de desórdenes públicos”.

A su vez, el coronel y director de Gestión de Personas de Carabineros, José Muñoz Parra, señala que “los carabineros son personas, y como a muchos chilenos, a algunos de ellos por supuesto que los han afectado estos inusitados niveles de violencia que se han registrado. Es una situación que comprendemos”.

En ese sentido, la nota menciona que el tema de las renuncias voluntarias de funcionarios se sigue con atención en el Alto Mando como en el Gobierno, puesto que un informe elaborado por la institución policial, en 2018 un total de 605 carabineros colgaron sus uniformes, mientras que en 2019, un grupo de 653 uniformados renunció a sus cargos.

Además, durante enero pasado unos 27 efectivos presentaron su salida de la entidad, lo cual promedia una renuncia por día.

Asimismo, entre octubre y diciembre pasado, salieron de la institución 146 carabineros, lo cual corresponde a una dotación similar a las que realiza las labores en comisarías como Vitacura, Macul o Independencia.

El documento señala que gran parte de las renuncias de funcionarios en 2019 corresponden a la Región Metropolitana donde hubo 65 casos, luego Valparaíso donde hubo 13 y el Maule donde se produjeron 12 renuncias.

En cuanto al Gobierno, la principal preocupación es la violencia que se ha registrado contra carabineros y el impacto que podría tener al momento que los uniformados soliciten la continuidad de a institución.

El ministro del Interior, Gonzalo Blumel, sostiene que “como Gobierno creemos que es fundamental darles más protección y apoyo a quienes ejercen la función policial, tal como ocurre en las democracias más avanzadas. Un policía bien protegido puede proteger mejor los derechos de los ciudadanos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí