El ministro de Economía, Lucas Palacios, remeció el ya complejo momento de la Unión Demócrata Independiente (UDI), al anunciar que suspenderá su militancia mientras se esclarece su vínculo con el denominado Caso Hasbún, haciendo públicas además fuertes críticas al conglomerado y la propia presidenta del mismo por la cerrada defensa a Gustavo Hasbún, uno de los principales involucrados en el mismo.

Palacios se refirió al tema en medio de la conferencia de prensa convocada para dar a conocer oficialmente la salida del director del INE, Guillermo Pattillo, en medio de fuertes críticas por el error del organismo en el cálculo de la cifra del IPC de diciembre.

Cabe recordar que el titular de Economía declaró la semana pasada como testigo en la investigación que lleva a cabo la Fiscalía de Alta Complejidad de Temuco, por presuntas coimas al interior del Ministerio de Obras Públicas (MOP), ocurrido en el período en el cual se desempañaba como subsecretario de dicha cartera.

Dicha vinculación surgió al ser mencionado Palacios por el ex diputado UDI Gustavo Hasbún, en un audio donde quien fuera parlamentario por La Florida pedía dinero a cambio de agilizar el pago de unos estados de cuenta.

En ese contexto, y al ser consultado por el respaldo entregado por la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe a Hasbún, el ministro señaló visiblemente molesto que “creo que la UDI cometió un error y por qué razón: porque los partidos políticos tienen que defender siempre la verdad, hay que perseguir la justicia,  mucho antes que defender a cualquier persona que pueda estar involucrada en esto, y a mi me parece que se comete un error en hacer una defensa cerrada a una persona; me parece que es mucho mejor el que esa persona hubiera suspendido su militancia”.

A continuación, afirmó tajante que “yo voy a suspender mi militancia. Me parece que es una señal clara y concreta de cuál es el proceder que deben tener los partidos políticos frente a esta situación. Los partidos son depositarios de los anhelos y valores que los militantes esperan del partido; no hay ninguna defensa corporativa de ninguna persona que tenga que estar sobre eso”.

En ese sentido, se mostró favorable a que las personas vinculadas a casos de este tipo, deban ser suspendidos del partido, independiente que, una vez resuelta su situación, se reintegre posteriormente.

“Cuando alguno se ve involucrado en una situación así, a mi juicio lo que corresponde es que la persona sea suspendida del partido. Y eso no significa congelarla, no significa condenarla ni que se le está haciendo un juicio previo; simplemente se está dando una señal de que lo más importante son los valores, es la corrección, es la probidad, es una señal concreta y clara. Y luego, cuando las personas terminan de resolver su situación, se puede volver al partido”.

Por lo mismo, fue tajante en afirmar que “los partidos no pueden estar actuando de acuerdo a la contingencia que les conviene del momento o para defender a una persona o para condenar a otra; tienen que tener unas visión más permanente y de largo plazo; de lo contrario lo que ocurre es que la ciudadanía termina perdiéndole la confianza (…) Tienen una responsabilidad de más largo plazo que esas defensas corporativas”.

“Yo creo que la UDI cometió un error. Los partidos políticos tienen que defender siempre la verdad… hay que perseguir la justicia, mucho antes que defender a cualquier persona que pueda estar involucrada en esto. A mí me parece que se cometió un error en hacer una defensa cerrada a una persona… me parece que mucho mejor es que esa persona hubiera suspendido su militancia”, indicó, reiterando el congelamiento de su participación en gremialismo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí