Las autoridades de Argentina han pedido este jueves al próximo gobierno uruguayo que impida a los aviones militares británicos aterrizar en sus aeropuertos en su ruta hacia y desde las Malvinas, según informaciones del diario local ‘Clarín’.

La petición ocurrió durante la visita a Argentina del que será el próximo ministro de Exteriores del Gobierno de Luis Lacalle Pou, Ernesto Talvi, quien fue recibido por su homólogo trasandino, Felipe Solá, en el Palacio San Martín.

Allí, ambos abordaron la cuestión sobre la soberanía de las islas, por las que Argentina mantuvo una guerra con Reino Unido en 1982.

Poco antes, el embajador de Argentina en Uruguay, Alberto Iribarne, había revelado que se habían producido “trece vuelos militares (británicos) desde Uruguay a las islas Malvinas” a lo largo de 2019.

“La única posibilidad de abastecer aviones británicos en Uruguay es cuando se trataba de cuestiones de emergencia”, matizó Iribarne, que considera lo sucedido una “violación de un acuerdo tácito” entre las partes.

El que fuera ministro de Justicia de Néstor Kirchner afirmó, además, que hay que abordar las visitas mutuas de diputados uruguayos a las Malvinas, así como de miembros de la Sociedad Rural de uno y otro lado que, tal y como ha remarcado, son “ejemplos de que existe un lobby británico a favor de su presencia en las Malvinas”.

El Gobierno del ahora ex Presidente Mauricio Macri mantuvo una política de diálogo con Londres que relajó la situación en favor de los isleños, una línea mucho menos dura que la establecida en el pasado por el kirchnerismo.

Otra de las rutas tradicionales de viaje y abastecimiento para las islas está centrada en Punta Arenas, desde donde vuela semanalmente hacia Port Stanley un vuelo de la aerolínea chilena DAP.

(Con información de Europa Press)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí