El Intendente metropolitano, Felipe Guevara, lamentó y condenó la colocación de dos artefactos explosivos caseros que la tarde de este jueves detonaron en un edificio comercial de la comuna de Vitacura, confirmando que no hubo heridos por el estallido, pero sí algunos menores en la infraestructura.

Guevara dijo que este tipo de hechos son muy “infrecuentes en la Región Metropolitana y esperamos que la fiscal (Claudia) Cañas con el apoyo de Carabineros nos entreguen pronto unas luces respecto a los responsables”.

Explicó que los antecedentes que hasta el momento manejan hacen referencia a una amenaza de bomba a un café que se encuentra en el edificio.

La autoridad regional aseguró que existe bastante evidencia de cámaras que existen tanto dentro como fuera del edificio, debido a que es un “territorio que administra a municipalidad de Vitacura y lo que se ha referido el alcalde es que existen imágenes, por lo que será la propia investigación la que tenga que comprobar la presencia de las personas que instalaron esto”.

Hay que consignar que os artefactos explosivos detonaron en el edificio Tánica de Vitacura con pocos minutos de diferencia. El primero ocurrió a las 12:05 horas en el sector de los jardines y el otro a las 12:30 horas en uno de los basureros instalados en el lugar.

Por su parte, la fiscal Cañas dijo que “tenemos la información que alrededor de las 10 de la mañana ingresa un sujeto a dependencias del edificio que está acá en la comuna de Vitacura y coloca dos artefactos explosivos, uno debajo de un asiento y otro en un basurero, los cuales detonaron y tienen una diferencia horaria de aproximadamente 20 minutos”.

Explicó que los artefactos explosivos son de fabricación artesanal, en cuyo interior habría restos de pólvora negra en su interior.

“El primer artefacto es una olla a presión y el segundo se trataría de un extintor. Toda la información relativa a capacidad y sistema de activación es materia de investigación. Están trabajando los equipos en el sitio del suceso y levantando las evidencias para poder determinar las características”, sostuvo la persecutora.

Respecto a la llamada telefónica que recibió un encargado del café, al que hizo alusión el intendente Guevara, fue cerca de las 10:40 cuando se produjo el contacto donde le indicaban por medio de una grabación de la existencia de una bomba en el edificio. Quien recibió el llamado no prestó atención a la advertencia, debido a que pensó que se trataba de una broma.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí