Allamand en modo “campaña del terror”: Advierte que de ganar el Apruebo habrá una debacle constitucional

0
840

El senador RN, Andrés Allamand, ferviente defensor de la opción Rechazo en el proceso constituyente y uno de los encabeza la franja en contra de la redacción de una nueva Carta Magna, se pone este jueves en modo “campaña del terror” al señalar que de llegar a ganar el Apruebo se produciría una debacle constitucional porque se pondría fin a todo tipo de derechos y libertades como también la eliminación de diversas instituciones como el Tribunal Constitucional y el Banco Central.

Así lo hace saber en una columna que publica hoy El Mercurio en donde responde a otra redactada por Francisco Covarrubias y Álvaro Fischer en la cual le entregan ciertas recomendaciones a la centroderecha de lo que debe hacer en caso de ganar la opción a favor de una nueva Constitución: “¿Qué es mejor para el país? ¿Un resultado parejo o uno en que la izquierda va a sentirse autorizada para, como ya han anticipado, terminar con las actuales formulaciones del derecho de propiedad y la libertad de enseñanza y eliminar de la Carta Fundamental, como se ha señalado, instituciones como el Tribunal Constitucional y el Banco Central autónomo?, plantea un Allamand totalmente desatado y que solo le faltó sealar que Chile será “chilezuela“.

La mirada miope no advierte ninguno de estos hechos.

Allamand se explaya en su defensa a la actual Carta Magna, indicando que “es curioso, en todo caso, que el interés de ambos por el devenir de la centroderecha no se haya visto correspondido jamás por alguna acción práctica en su favor. ¿Por qué, en su opinión, la centroderecha debería votar Apruebo?”.

Y explica que “en la “mirada larga” sería posible advertir, entre otros fenómenos, que “un alto porcentaje de la población accedió a la educación superior y se ha visto frustrado al no encontrar el instantáneo premio”; que las “recién llegadas capas medias han visto un futuro incierto y vulnerable”, y que la “dinámica social ha conducido a la inserción de Chile en un mundo global y tecnológico”, lo que plantea la necesidad de enfrentar el futuro”.

En ese sentido, el legislador de Chile Vamos sostiene que esa visión es una descripción de los claroscuros de la modernidad y en que todos los avances en el país se han “logrado bajo el actual orden constitucional”.

Sin embargo, señala que “la paradoja es que, en rigor, se trata de un alegato más bien en favor de la reforma que de la refundación. Sin embargo, sin explicar por qué los autores abrazan el Apruebo”.

“Luego admiten que la redacción de una hoja en blanco implica “riesgos”. Sin embargo, a partir de la “mirada larga” todos se despejan. Nadie sabe ni nadie explica qué originaría tal milagro”, precisa.

En su texto, Allamand dispara en contra de la oposición, indicando que “ha vuelto a las andadas y, después de un tiempo, insiste en que el sentido de los dos tercios no es exigir un alto consenso para incluir normas en el proceso de redacción de una eventual nueva Constitución, sino que, todo lo contrario, debe interpretarse como un mecanismo para excluir contenidos de la misma”.

“No solo eso, la oposición durante la tramitación legislativa de la reforma constitucional que viabilizó el plebiscito intentó un recurso inaudito: presentó indicaciones para que en el evento de que en el plebiscito “de salida” el texto propuesto fuera rechazado, el resultado fuera que debía reiniciarse el trabajo de la convención. No tuvo éxito, pero evidenció su mala fe”, insiste.

Allamand también plantea ciertas preguntas respecto al futuro que tendrá la derecha en caso que el Apruebo triunfe en el plebiscito del próximo 26 de abril.

“¿Qué futuro tiene la centroderecha si es arrasada el 26 de abril? En la hipótesis de que gana el Apruebo, ¿cómo se reagrupa mejor la centroderecha? ¿Con un resultado adverso 80/20 o con un resultado equilibrado 60/40, o mejor aún, 51/49 a favor, como ocurrió en el plebiscito colombiano de 2016? ¿Qué es mejor para el país? ¿Un resultado parejo o uno en que la izquierda va a sentirse autorizada para, como ya han anticipado, terminar con las actuales formulaciones del derecho de propiedad y la libertad de enseñanza y eliminar de la Carta Fundamental, como se ha señalado, instituciones como el Tribunal Constitucional y el Banco Central autónomo?”, advierte Allamand buscando una forma de explicar la debacle constitucional que se produciría.

El senador menciona que “tal mirada también falla cuando los autores recomiendan abandonar el plebiscito y abocarse a la elección de constituyentes. Vuelven a reflejar su desconocimiento de la manera en que funcionan las elecciones y las motivaciones de los candidatos. Nada es más difícil que levantar candidaturas competitivas luego de un resultado adverso”.

Finalmente, el legislador oficialista arguye que la visión de Covarrubias y de Fischer “yerra el que crea que los dirigentes de derecha que hayan festejado el 26 de abril con Girardi, Teillier, Elizalde y compañía van a ser confiables para el electorado del sector. La “mirada larga” es una propuesta tan bien intencionada como equivocada”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí