El ministro de Economía, Lucas Palacios, desmintió al exdiputado UDI, Gustavo Hasbún, ya que al declarar ante la fiscalía señala que el exparlamentario efectivamente presionó a favor del empresario Bruno Fulgeri.

Hay que señalar que desde que estalló el escándalo tras darse a conocer audios de Hasbún en donde le pide dinero a Fulgeri para realizar gestiones a favor de su empresa, el exparlamentario ha negado haber hecho gestiones a través de “coimas”.

Palacios declaró a mediados de febrero a Temuco para declarar, en calidad de testigo, ante la fiscalía por la investigación que se lleva por posibles delitos de cohecho y tráfico de influencias en el MOP de la Región de La Araucanía.

En su testimonio ante la Fiscalía de Alta Complejidad de La Araucanía, Palacios sostiene que cuando fue subsecretario de la cartera de Obras Públicas y junto a otras autoridades del MOP, recibió en enero de 2019 a Fulgeri, quien le narró que su compañía estaba siendo suspendida del registro de contratistas del Ministerio.

En ese sentido, explica que en mensajes posteriores que el empresario le envió pidiendo ayuda, el otrora subsecretario le indicó que “no correspondía, pues mi rol es que los procesos se cumplan (…) por normativa yo no podía alterar o intervenir”.

Según consigna La Tercera, al hablar de su relación con Hasbún, Palacios da cuenta de las gestiones del exlegislador a favor de la empresa, contradiciendo el discurso que ha mantenido el exdiputado gremialista hasta ahora.

“El 11 de febrero de 2019 (Hasbún) me envía un WhatsApp, presentándose y solicitando por favor que revisemos y aceptemos la apelación asociada al levantamiento de la suspensión de la empresa SGYC, que posteriormente reparé que se trataba de la misma empresa de Fulgeri. Frente a lo cual le contesto que voy a revisar de qué se trata. Ahí, él me dijo, a través del mismo mensaje, que había comprado hacía cinco meses el 50% de esa empresa y que habían resuelto todos los problemas que tenía y necesitaba que le levantaran la suspensión de la empresa”, precisa Palacios en su declaración.

Y agrega que “luego, el 20 de febrero vuelvo a recibir otro WhatsApp de Hasbún preguntándome si había podido ver el tema y le respondí que aún no había recibido ninguna información al respecto. Luego, el 21 de febrero yo le escribo y le comento que efectivamente recibimos a la empresa y que en dicha ocasión se les pidió información. (…) Él me contesta pidiendo que le diga cuál es la información que se requiere enviar para él solicitar que la envíen correctamente. Le dije que no sabía cuál era, puesto que por reglamento no me puedo meter en el contenido asociado al proceso”.

En su testificación ante la fiscalía, el ministro descartó cualquier tipo de pagos o traspaso de dinero de parte de Hasbún o Fulgeri, permitiendo que se revisará su cuenta bancaria.

El titular de Economía también explicó que conoció a Hasbún por ser exdiputado de la UDI, partido en el que también milita y del cual suspendió su militancia, pero niega tener una relación directa con él antes de la campaña presidencial de Sebastián Piñera.

“Nunca tuve relación directa con él sino hasta la segunda campaña del Presidente Piñera en la cual trabajé. Él, en tanto, fue candidato a senador por La Araucanía. En esa campaña habré hablado una o dos veces con él por teléfono en términos no especialmente amigables, ya que él solicitaba tener más información respecto de las actividades de la campaña presidencial en la región, ante lo cual le explique en esa oportunidad que todos los candidatos debían tener la misma información”, concluye Palacios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí