“En la tarde del día de ayer, un funcionario de Ejército fue agredido por un grupo de manifestantes mientras se encontraba efectuando labores de seguridad militar con la finalidad de anticipar posibles ataques a cuarteles ubicados en la zona”, señala el comunicado de prensa enviado esta mañana, en el que trata e explicar el ahora confuso caso que ocurrió en la comuna de Providencia el pasado 8 de marzo y que según la Fiscalía Metropolitana Oriente, el hombre de iniciales M.D.I., fue detenido en flagrancia por porte de un arma cortopunzante y por amenazas en contra de una mujer que se encontraba participando en la marcha.

El tribunal decretó la medida cautelar de prohibición de acercarse a la víctima, además de establecer un plazo de investigación de 120 días.

Según el funcionario involucrado, arumentó que “realizaba labores de inteligencia”, lo que es ratificado -no con las mismas palabras- por el Ejército que reconoce que el imputado sí estaba trabajando ese día.

El comunicado del Ejército señala además que: “La función que realizaba el miembro de la institución aludido, forma parte de las medidas que se han adoptado para anticipar y prevenir la ocurrencia de hechos que puedan afectar a las instalaciones militares, que custodian armamento y munición de guerra, algunas de las cuales su uso puede tener efectos letales que de ser sustraídas afectarían gravemente a los ciudadanos y la seguridad de la nación y cuya responsabilidad de resguardo recae en la propia institución”.COM EJERCITO 10MARZO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí