Una nueva tormenta perfecta está viviendo la imagen de la alcaldesa de Maipú, Cathy Barriga, luego de que esta mañana, mientras sostenía un contacto en directo con un matinal televisivo, indicó que acababan de informarle sobre un fallecido por Covid-19 en su comuna, declaración efectuada sin respetar ninguno de los protocolos establecidos por el Ministerio de Salud y el propio Ejecutivo para dar a conocer este tipo de situaciones.

La jefa comunal se encontraba en vivo conversando con el programa Mucho Gusto de Mega, sobre los programas de asistencia de salud para los vecinos con los que cuentan en Maipú, cuando declaró intempestivamente que “me acaban de informar que falleció la primera vecina. Era el sexto caso (en la comuna), este no estaba registrado porque estaba en el Hospital San Borja, pero llegó al Hospital El Carmen. Es una mujer de 78 años y es la primera víctima fatal de nuestra comuna”.

La intervención de Barriga fue inmediatamente criticada tanto por la conductora Diana Bolocco, como por los alcaldes Evelyn Matthei, Carlos Cuadrado y Gonzalo Durán, quienes calificaron la acción de la jefa edilicia como “irresponsable” .

Barriga mostró su molestia con las críticas señalando en ese momento que a otros alcaldes les dan “todo el día” para hablar en televisión y ella quería el espacio para comunicar sobre el servicio de médicos a domicilio, añadiendo que ella tenía información “directa” del hospital y que era un dato “valioso”. Además, acusó falta de transparencia y reiterando su solicitud de espacio para estar en televisión, teniendo un cruce de palabras especialmente fuerte con la alcaldesa de Providencia.

Dentro de La Moneda señalaron que el ministro Mañalich sólo conoció la información alrededor de las 10.30 horas, 18 minutos después de finalizar el punto de prensa diario en el que da a conocer la evolución del brote epidémico en el país.

La vocera de Gobierno, Karla Rubilar, consultada durante las entrevistas que concedió durante la mañana en diversos medios radiales y televisivos, criticó el actuar de la alcaldesa por no respetar los protocolos existentes para dar a conocer este tipo de información.

Así, previo a dar la información al público, aseguró, le reportaron internamente a la alcaldesa para que tuviera en consideración el asunto para eventuales medidas en su comuna, pero no para que lo diera conocer al país, puesto que el Ministerio de Salud primero chequea que la noticia se le haya entregado a la familia afectada, entre otras medidas de control.

“No es para que los alcaldes lo informen ni en un móvil ni en una conferencia de prensa”, sino que para que estén informados y “para que nos coordinemos con el nivel central (…) necesitamos tener una sola voz”.

En Palacio, además, se explicó que dicho procedimiento indica que al producirse la muerte de un paciente, debe informarse a la familia cercana, debe comunicarse con el ente municipal respectivo para chequear el entorno que estuvo en contacto con la persona e informar al Ministerio (el ente encargado dentro de él), tanto para que recepcione la información como para que chequée el cumplimiento de protocolos, luego de lo cual se entrega la información confirmada y contrastada al ministro.

La defensa de Barriga

Ante la polémica por su intervención en al mañana, la jefa comunal salió al paso para explicar su versión en detalle a través de su cuenta de Instagram.

“La vecina falleció a las 6:25 de la mañana. Yo estaba a la espera de este móvil y no se informó sobre su fallecimiento. Nosotros tenemos que actuar rápido, con información real (…) Me da una pena enorme pensar que a este programa (BEAS) creado se le bloquee la información desde ahora. Los alcaldes trabajamos día a día con colaboración directa, no desde una cúpula. No desde el palco”, señaló la jefa comunal.

Asimismo, indicó que “yo creo que juzgar y desacreditar a la persona que representa a la comunidad. En donde es de vital importancia la transparencia. Si yo puedo prevenir el contagio de las personas que rodean a un positivo, lo tengo que informar. No a los dos días, no a los cuatro días. El sistema está lento, necesitamos agilizar y tomar acciones locales”.

La alcaldesa también negó que pasara a llevar a las autoridades del Gobierno al entregar el dato del fallecimiento: “Hay que velar por las vidas de las personas. No le he faltado el respeto a nadie. Soy la alcaldesa y tengo la responsabilidad de comunicar lo que está pasando en ella”.

Subrayó también que “no me he sentado en ningún matinal en los últimos tres años. Yo me dedico a trabajar. Si hay algo que se debe sancionar lo deben hacer las instituciones respectivas, no líderes de opinión. Ni tampoco colegas. Soy la voz de lo que mis vecinos están solicitando”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí