El ministro de Salud, Jaime Mañalich, confirmó esta mañana que el valor del polémico arriendo de Espacio Riesco, que se utilizará para apoyar la gestión hospitalaria en medio de la crisis por el coronavirus, asciende en estos momentos a unos 20 millones de pesos mensuales.

Ello, en función del decreto de Contraloría que habilita al Ministerio a fijar precios de arriendo por recintos a ocupar para sus necesidades. En es sentido, el titular de Salud indicó que “cualquier instalación de la que se deba hacer uso -y estamos en este momento tomando control, de muchas instalaciones a lo largo del país- para tener lugares donde tener a los pacientes positivos para coronavirus en aislamiento, o eventualmente usar como expansión de la capacidad hospitalaria, el costo máximo que va a pagar el Estado por estos lugares es de 0,2 UF por metro cuadrado, que equivale a un arriendo de una bodega sin ninguna sofisticación, pero que también nos parece un precio justo dado que estas instalaciones hoy día no tienen prácticamente ningún uso alternativo; estoy hablando de hoteles por ejemplo, donde la ocupación es prácticamente cero”.

En este punto, aclaró que se trata de un pago por metro cuadrado ocupado, señalando que, en el caso de Espacio Riesco “estamos hablando de (…) casi 3.500 metros cuadrados, y podríamos llegar a requerir toda la infraestructura. que son del orden de 12 mil metros cuadrados”. Considerando el valor actual de la unidad de fomento, ello arroja el mencionado valor mensual de $20 millones, pero si se ocupara el recinto techado completo del complejo. el arriendo a pagar mensual llegaría a los 70 millones de pesos.

Sobre la elección de este recinto y otros a lo largo del país, el ministro explicó que “los lugares tienen que ser muy grandes, deben tener una estructura basal mínima en términos de calefacción, provisión de agua, electricidad, todos los servicios básicos, para que no tengamos fallas en los sistemas y eso tiene que existir ya, no podemos implementarlo hacia el futuro“.

Lo anterior considerando por declaraciones que exigen la instalación de un hospital de campaña en Cerrillos que, al ser un terreno público, implicaría cero costo para el Estado, a diferencia de Espacio Riesco. algunos.

Así, explicó que “hemos hecho un levantamiento de muchos lugares donde podríamos implementar hospitales de campaña. Cerrillos, por ejempl,o que por ser propiedad del Estado no tiene costos de arrendamiento pero tiene costos de implementación que tenemos que asumir; y hoteles o recintos de otro tenor, entre ellos un centro de eventos, en los cuales tenemos un techo, tenemos asegurada la energía eléctrica, tenemos grupos electrógenos de respaldo, una serie de condiciones que permiten rápidamente -como esta ocurriendo-, montar una instalación sanitaria; en ese sentido, no tenemos la posibilidad de diferir la conversión de determinados lugares, meses; necesitamos que esos lugares estén implementados en pocos días o semanas y, evidentemente, que el contar con estructuras ya consolidadas representa una enorme ventaja para instalar recintos sanitarios”.

Finalmente, Mañalich agradeció a quienes han puesto a disposición del Estado recintos a título gratuito, algunos de los cuales serán utilizados por el Ministerio, mientras otros deberán ser desechados por no disponer de las condiciones mínimas para habilitarlos como recintos de carácter hospitalarios, o necesitar un margen temporal de habilitación demasiado amplio para los requerimientos actuales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí