Siete de las nueve Isapres que existen en el mercado (6 abiertas y 1 cerrada) anunciaron un reajuste en sus precios base en el próximo proceso de adecuación de contratos, alza que será de un 4,5% en promedio y que comenzará a regir a partir de julio próximo, agudizando más la crisis económica de las familias chilenas a raíz de la cuarentena por el CORONAVIRUS.

Las Isapres abiertas que aplicarán el incremento son: Colmena con un promedio de 4,9%; Vida Tres con 4,9%; Banmédica con 4,9%; Nueva Masvida con 4,7%; Cruz Blanca con 4,0%; Consalud con 4,0%. De las Isapres cerradas, sólo Isalud reajustará sus precios, con un promedio de 3,0%.

Las Isapres que decidieron no realizar alzas son las aseguradoras cerradas Fundación y Cruz del Norte, ésta última sólo tiene planes grupales no sujetos a este proceso.

Los nuevos precios comenzarán a regir a partir de julio de 2020 y se aplicarán a cada contrato en el mes de su respectiva anualidad. Las cartas de adecuación notificando estas alzas a los afiliados/as, van a ser remitidas por las Isapres a partir de abril de 2020, con 90 días de anticipación al mes de cumplimiento de la anualidad de cada contrato. Éstas serán enviadas al último domicilio registrado por los cotizantes en su Isapre.

Luego de conocer el alza, los afiliados/as pueden aceptar la propuesta de aumento efectuada por la Isapre, es decir, mantener su plan vigente al nuevo precio; aceptar el plan alternativo ofrecido por la Isapre en la carta de adecuación, o bien, y previa evaluación, poner término al contrato para cambiarse de Isapre o incorporarse al Fonasa. Asimismo, las personas cotizantes tienen la opción de reclamar en la Superintendencia de Salud o ante los Tribunales de Justicia, presentando un recurso de protección.

Las razones que tuvieron en vista las Isapres que decidieron reajustar los precios de sus planes de salud en el periodo de adecuación de contratos que aquí se informa, deben ser proporcionadas por las propias aseguradoras a sus afiliados/as y, eventualmente, a los Tribunales de Justicia o a la Superintendencia de Salud, en el caso que se presenten recursos o reclamos, respectivamente.

“Antes de ingresar a esta conferencia de prensa, recibí unas cartas de algunas Isapres, en que proponen diversas iniciativas para aliviar la carga financiera de los cotizantes en momentos tan complejos (como los actuales) para el país. La Superintendencia carece de facultades legales para obligar a una Isapre a modificar sus precios base. Acá deberían estar los parlamentarios, porque si se tramitara la ley que lleva más de 3 mil días en el Congreso, tendríamos otro escenario”, indicó el superintendente de Salud, Patricio Fernández.

El superintendente precisó que producto de la alerta sanitaria “sostuvimos intensas reuniones con todos los actores de la industria, solicitándoles de manera vehemente flexibilizar criterios y congelar estas alzas. Hicimos esfuerzos porque creímos que podría lograrse un acuerdo entre el regulador y la industria, pero no se llegó a él”.

En ese sentido, señaló que aseguradoras como Colmena, Consalud, Cruz Blanca, Banmédica, Vida Tres y Nueva Másvida, hicieron llegar algunas propuestas que serán respondidas por la autoridad el miércoles 1 de abril.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí