El cónsul chileno en Rosario, Fernando Labra Hidalgo, falleció luego de contraer el CORONAVIRUS en Argentina, convirtiéndose en la víctima 29 que muere en ese país producto del COVID-19.

El diplomático era una de las 30 personas diagnosticadas como positivo del virus en Rosario y se encontraba aislado e internado en un centro de salud de la ciudad santafesina.

Además, Labra Hidalgo estaba conectado a un respirador artificial y el propio ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Teodoro Ribera, comunicó el deceso del diplomático a través de su cuenta en Twitter.

“Con profundo pesar comunico el fallecimiento de nuestro Cónsul General en la ciudad de Rosario, Argentina, señor Fernando Labra. Fue un funcionario de impecable carrera con 38 años de servicio en la Cancillería. Nuestros pensamientos están con su familia en este duro momento”, señala su posteo en la red social.

Labra Hidalgo había sido internado en el Sanatorio Parque del Rosario el sábado pasado y los primeros síntomas lo había presentado el pasado 20 de marzo, estando siempre aislado como lo establecen los protocolos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí