El Presidente Sebastián Piñera promulgó este miércoles la Ley de Protección de Empleo, que faculta el acceso a prestaciones del seguro de desempleo bajo circunstancias excepcionales para proteger y dar seguridad a los ingresos laborales de las familias ante la pandemia global de coronavirus.

Con esta ley, ante un mandato sanitario que determine la paralización total o parcial de las actividades laborales o mutuo acuerdo se podrá suspender temporalmente el trabajo en la empresa, pero manteniendo el empleo, el contrato y todos los derechos laborales, como el pago de las cotizaciones por parte del empleador.

“Esta ley busca proteger los empleos y los ingresos de los trabajadores chilenos, proteger a las pymes y dar un impulso a nuestra economía”, dijo el Presidente en un acto el Palacio de La Moneda en el que estuvo acompañado por los ministros de Trabajo, María José Zaldívar, y de Hacienda, Ignacio Briones.

Se permitirá también la reducción de la jornada laboral en hasta 50%, compensando parte de la disminución de la remuneración de los trabajadores con recursos del seguro de cesantía; la suspensión de las relaciones laborales a las trabajadoras de casa particular, accediendo al beneficio de la indemnización a todo evento y prohibirá durante seis meses, o bien, existiendo el Estado de Catástrofe, las desvinculaciones por fuerza mayor que invoquen como motivo de la pandemia del Covid-19.

Con esta iniciativa se podrán ver beneficiados cerca de 4,5 millones de trabajadores asociados al seguro de desempleo y el Fisco financiará hasta por US$2.000 millones el Fondo Solidario del Seguro en la medida que esto sea requerido.

Además, la ley beneficia a las empresas, particularmente a las de menor tamaño, reduciendo sus obligaciones.

“Juntos y unidos superaremos esta emergencia sanitaria”, aseguró el Mandatario.

La ley forma parte del plan del Gobierno para la protección del empleo y el impulso de la economía, que significa una inyección inédita de recursos por un total de US$ 11.750 millones.

Cabe recordar que el Congreso aprobó y despachó ayer a ley el proyecto de protección al empleo del Gobierno que faculta el acceso a prestaciones del seguro de desempleo de la ley N° 19.728, y protege a los trabajadores por medio de medidas transitorias aplicables en circunstancias excepcionales.

La iniciativa, sin embargo, fue aprobado con una polémica indicación de última hora, con la cual el empleador sólo pagará el 50% de las cotizaciones laborales durante la suspensión del vínculo. Antes de dicha indicación, el empleador debía pagar la totalidad de las cotizaciones del trabajador. La indicación fue aprobada dada la urgencia de la medida, pero bajo el compromiso entre la ministra Zaldívar y parlamentarios opositores de “que en un plazo de una o dos semanas, el gobierno ingresará una indicación vía ley especial para anular esta modificación, asegurando el pago del 100% de las cotizaciones en forma retroactiva“, según señaló el diputado PC Daniel Núñez.

De la misma forma, su correligionaria Camila Vallejos comentó que “la ministra compromete una norma que asegure el pago del 100% de las cotizaciones a las y los trabajadores que vean suspendidas sus remuneraciones y de forma retroactiva”.

El propio Presidente Piñera, en su discurso, confirmó este acuerdo, al indicar que “es la intención del Gobierno y el Congreso legislar para establecer la obligación del empleador de cotizar por el 100% de la remuneración“.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí