Colocándose en linea con lo anunciado el pasado viernes por el ministro de Justicia, Hernán Larraín, acerca de las opciones que tendrían algunos de los condenados por delitos de lesa humanidad de abandonar su reclusión con medidas legales alternativas en medio del brote epidémico de coronavirus, el Presidente Sebastián Piñera afirmó que si  “una persona que esté condenada por crímenes de DD.HH. o de cualquier naturaleza que se está muriendo, yo creo que debiésemos darle el beneficio de que se muere en su casa”.

En el marco de una entrevista concedida este viernes a la Asociación Regional de Canales de Televisión (Arcatel), y que será emitida hoy domingo, el Mandatario analizó el caso de las personas que cumplen condena, por ejemplo, en Punta Peuco, en medio del debate que se ha generado por el proyecto de indulto conmutativo.

Así, manifestó que “las personas que son enfermos terminales, que se están literalmente muriendo de enfermedades gravísimas (…) creo que tienen derecho a una muerte con dignidad. Pero no solamente los condenados de Punta Peuco; esto no distingue por crimen“.

Las declaraciones de Piñera ocurren a continuación de lo señalado por el ministro Larraín, quien se refirió al tema al comentar la pugna con parlamentarios de Chile Vamos, luego que estos hicieran una presentación ante el Tribunal Constitucional el viernes contra el proyecto de Ley de Indultos Conmutativos, por dejar fuera de los beneficios a los condenados de Punta Peuco.

En ese contexto, el titular de Justicia, y en una clara señal hacia el oficialismo, anunció que el Gobierno le daría “máxima urgencia” al proyecto  de “Ley Humanitaria”, impulsado desde diciembre de 2018, con el fin de que reos de avanzada edad puedan acceder -solicitud ante los Tribunales de Justicia mediante- a arresto domiciliario total, medida aplicable independientemente de las razones judiciales por la que estén condenados.

Existen personas que están en riesgo inminente de muerte, y creemos que ellos también son acreedores de una solución para enfrentar esta situación”, sostuvo en aquella ocasión, precisando que la iniciativa beneficia “a los mayores de 75 años que hayan cumplido la mitad de la pena, estén en riesgo inminente de muerte o sufran de una invalidez total, que los hace completamente imposible de desenvolverse por sí mismos“.

Asimismo indicó que, paralelamente, una tercera alternativa para beneficiar a estas personas podría ser el indulto humanitario, el cual tendría que analizarse caso a caso y es potestad del Presidente de la República, y que es la opción que estaría manejando en este momento el Ejecutivo para saldar este conflicto, pese a las críticas casi en bloque de la oposición.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí