Ante la proximidad de Semana Santa y posibilidad que muchos santiaguinos abandonen la capital para irse a sus segundas viviendas en el litoral central u otras localidades, el Gobierno reforzará la fiscalización en medio de cuarentenas que existen en algunas comunas por el CORONAVIRUS para evitar que el virus se propague a otros sectores.

Así lo dio a conocer el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, quien además hizo un llamado a la ciudadanía para que se queden en sus casas el fin de semana próximo.

“Obviamente el fin de semana largo de Semana Santa nos impone una exigencia mayor y además habrá personas que tendrán la tendencia de dejar sus casas, sus lugares de residencia para ir a la Quinta Región y a otros lugares, por lo que el llamado que estamos haciendo es no que no hagan eso”, dijo.

Además, explicó que el Gobierno ha tomado medidas para evitar esos traslados, ya que pueden imponer un riesgo mayor a la población y “por eso se establecerá un cordón sanitario a partir del jueves en la Región Metropolitana (…) Habrá fiscalización especial en las zonas donde existe más presencia de segundas viviendas y en segundo lugar un control sanitario en la Región de Valparaíso para que no puedan acceder quienes no tienen residencia habitual en esa región”.

Galli también se refirió a la medida de cuarentena aplicada por la autoridad sanitaria, indicando que esto “es para evitar que los contagiados o potencialmente contagiados se muevan y por eso tiene sentido que la medida esté decretada en las 7 comunas de la RM donde se han detectado más casos y por lo mismo son esas personas las que deben permanecer en sus casas”.}

El subsecretario explicó que la cuarentena es una medida restrictiva de libertad, la cual “afecta a las familias y lo que ha hecho el Gobierno es una estrategia de cuarentenas progresivas, que se ha aplicado en la medida en que aumentan o surgen brotes en determinadas zonas del país y por eso tenemos cuarentenas en sólo algunas comunas de la RM, de La Araucanía y lo mismo en la Región del Ñuble”.

“Efectivamente la cuarentena es una medida restrictiva de la libertad que es altamente costosa, le estamos imponiendo una carga a aquellas personas que dan encuarentenadas y, por lo mismo, tenemos que tratar de evitar que las personas queden en cuarentena y solo obligar la cuarentena a aquellas personas que tienen alto riesgo de contagio y que por lo tanto hay que evitar que esas personas salgan de sus casas”, precisó.

Galli mencionó que las sanciones para quienes infrinjan las medidas de la autoridad son duras, recordando que “ya hemos presentando 15 querellas en contra de personas que no han respetado la cuarentena”, pero también habrá sumarios sanitarios que tiene multas que pueden ir hasta los 50 millones de pesos.

Largas filas para cobrar el seguro de cesantía

Galli también se refirió a las largas filas que se han venido produciendo para cobrar los seguros de cesantía, lo cual también es preocupante porque es altamente posible el contagio de personas por otras que pueden estar infectadas y que son asintomáticas.

En ese sentido, explicó que el subsecretario de Previsión Social ha estado ocupado al respecto, apuntando a la presencia de monitores que acompañan la filas, “porque muchas personas ni siquiera tienen que hacer este trámite. El trámite debe ser realizado por el empleador y esas personas, si es que tienen cuenta rut y si es que tienen acceso a internet, incluso los monitores le pueden dar acceso a internet en ese lugar para inscribirse y así tener acceso al beneficio”.

“Yo haría un llamado a las personas que van a concurrir a estos locales que tomen todas las medidas de resguardo, que usen mascarillas y la distancia social”, concluyó el subsecretario del Interior.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí