El 15 de marzo pasado, el Presidente del Perú, Martín Vizcarra, anunciaba el cierre total de las fronteras durante 14 días, con el objetivo urgente de proteger a la población ante el crecimiento de los contagios por Covid-19 a nivel mundial y sudamericano. La repentina medida (que a diferencia de los tomadas escalonada y zonalmente en Chile tuvo aplicación inmediata), implico dejar varados en nuestro país y, sobre todo en Arica, a centenares de ciudadanos del vecino país, sin perspectivas de un pronto viaje y, peor aún, con cada vez menos recursos para enfrentar su estadía forzosa.

Con el cónsul peruano en la Perla del Norte, Julio Cadenillas, haciendo lo humanamente posible a su alcance para ayudar a sus compatriotas, y con un apoyo prácticamente nulo de las autoridades desde Lima, la Cancillería inició gestiones el pasado 17 de marzo con su par peruano tanto para conseguir el retorno de los chilenos varados principalmente en Lima, Cusco y Tacna, como para abrir el paso de regreso para los nacionales del país del norte, pero en esto último no ha habido mayor éxito.

De hecho, el cónsul se reunió con el alcalde de Arica Gerardo Espíndola, para solicitar apoyo en el alojamiento de una parte importante de ciudadanos, los que han seguido arribando a la puerta norte del país en tanto no se imponga algún tipo de restricción de ingreso a la ciudad.

Con el cierre de fronteras renovado desde Palacio Pizarro, la situación se ha hecho crítica. Algo similar sucedía con los bolivianos impedidos de volver a su país hasta que después de intensas negociaciones, se logró la autorización desde La Paz para el retorno por tierra de sus nacionales.

En ese contexto, el Gobierno anunció este lunes que redoblará los esfuerzos para conseguir que el gobierno peruano acepte el regreso de sus ciudadanos por tierra desde Chile. Detalle no menor en estas negociaciones es la reunión del Prosur que se desarrollaría en horas de esta tarde por videoconferencia y en la que participará el Presidente Piñera y el ministro de Relaciones Exteriores, en las que se podría conseguir la necesaria flexibilización para  el retorno de miles de sudamericanos varados aún en diversos países del continente

40 mil retornados

Por otro lado, cabe destacar que el ministro de Relaciones Exteriores, Teodoro Ribera, señaló que por medio de diversas gestiones se ha logrado el retorno al país de casi 40 mil ciudadanos chilenos y extranjeros residentes desde diversos países del mundo, mientras continúan las gestiones para traer y/o facilitar el regreso de compatriotas, destacando en los últimos días el retorno de nacionales desde diversas ciudades de Argentina y Bolivia.

Asimismo, el ministro destacó el esfuerzo de coordinación con países tan lejanos como Etiopía, Myanmar, Brunei, Singapur o Tanzania, que permitió establecer hub para el paso y trasbordo de chilenos desde otros países, además de permitir mantener rutas abiertas para el traslado de insumos y otro material sanitario.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí