El senador del PS, Juan Pablo Letelier, pidió este lunes que INTERNET sea declarado como un SERVICIO PÚBLICO, el cual sea el Estado el que garantice su acceso y desarrollo igualitario en la época de crisis sanitaria que vive el país por el CORONAVIRUS.

El también presidente de la comisión de Transportes y Telecomunicaciones de la Cámara Alta sostiene que la “actual crisis ha desnudado una serie de desigualdades del sistema. La ONU declaró hace años el acceso a internet como derecho humano. Pero mientras más desigualdad exista en el acceso efectivo, en la velocidad y en otros aspectos, más profunda es la brecha entre ricos y pobres en el mundo”.

Y explica que con lo ocurrido con el COVID-19, la vida digital se convirtió en un factor fundamental en la cotidianeidad del ser humano, añadiendo que internet ha demostrado ser fundamental para aspectos tan disímiles como el teletrabajo, la educación de los niños y conseguir alimentos básicos para el hogar.

“Pero la calidad de los servicios no siempre son adecuados”, asegura, precisando que “aún no se implementa la ley de velocidad mínima de Internet”.

“La autoridad duda respecto del uso del espectro que tenemos aún disponible en nuestro país. Es necesario acelerar este debate y que el Gobierno declare que Internet es un servicio público fundamental, donde el Estado y no solo el sector privado debe garantizar el desarrollo de esta tecnología en todo el territorio; garantizar su acceso a todo ciudadano o ciudadana, y garantizar, junto con el acceso, servicios de calidad, para que no exista una distorsión en cómo podemos integrarnos a la sociedad de hoy”, sostiene el legislador opositor.

Recordó que en nuestro país, la ley 21.046 establece la obligación de una velocidad mínima garantizada de acceso a internet y según indica la normativa, será la subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) la encargada de elaborar un reglamento fijando la normativa técnica que deben cumplir las empresas que entreguen este servicio.

Sin embargo, Letelier señala que a pesar de que dicha ley fue publicada a finales del 2017, la normativa continúa sin su reglamento.

Pero el senador socialista va más allá y menciona que “no es solo la velocidad de internet. La actual crisis ha desnudado una serie de desigualdades del sistema. La ONU declaró hace años el acceso a internet como derecho humano. Pero mientras más desigualdad exista en el acceso efectivo, en la velocidad y en otros aspectos, más profunda es la brecha entre ricos y pobres en el mundo”.

El senador arguye que a propósito de la crisis, el Gobierno planteó el Plan Solidario de Conectividad, cuyo principal elemento es ayudar a quienes no tienen recursos para seguir pagando los servicios, iniciativa que según el Ejecutivo ayudará a 3 millones de hogares y a más de 7 millones de personas, recordando que hasta ayer domingo lo habían solicitado solamente 2 mil usuarios.

“Declarar internet como servicio público necesitamos hacerlo por una ley. En la comisión iniciaremos el debate esta semana, el miércoles a las 9.45, y llamamos a todos los sectores a sumarse a este esfuerzo para entender que deben cambiar los paradigmas con los que viviremos los próximos años respecto del acceso a internet”, aseguró.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí