Las profundas diferencias al interior de la oposición posibilitaron un inédito triunfo del oficialismo en la elección de la Mesa de la Cámara de Diputadas y Diputados que encabezará la testera del hemiciclo durante este periodo legislativo hasta el año 2021.

La elección representó una dura derrota para la oposición que, pese a contar con la mayoría en el Congreso, optó por pasarse facturas varias en esta votación, terminando en el fracaso ya visto y con los partidos gobiernistas celebrando en su cara. Entre tantas malquerencias internas, la resistencia del Frente Amplio a votar por Silber, junto con el rechazo de algunos diputados de la DC a apoyar a la PC Cariola fueron algunos de los factores que determinaron este mazazo en el alma de la oposición.

Celebra Chile Vamos

El proceso contó con dos votaciones, ya que en la primera ninguno de los candidatos a los tres cargos de la Mesa obtuvo el quórum mínimo exigido, lo que obligó a un segundo sufragio donde participaron solo los dos candidatos con más votos recibidos para Presidente, Primer Vicepresidente y Segundo Vicepresidente, respectivamente.

Así, y luego que cada uno de los 127 parlamentarios ejerciera su derecho a voto, los resultados dieron como ganador, por 58 votos, al diputado Diego Paulsen (RN), representante del Distrito 22, por la región de La Araucanía, mientras que el diputado Gabriel Silber (DC), en tanto, obtuvo 56 votos para el mismo cargo.

En tanto, como primer vicepresidente resultó electo el diputado Evópoli Francisco Undurraga quien superó estrechamente a la PC Karol Cariola, por 61 votos contra 59

Para ocupar el cargo de la Segunda Vicepresidencia, los resultados fueron, esta vez, más decidores: fue electo, con 69 votos, el diputado Rodrigo González (PPD), mientras que el UDO Jorge Alessandri solo obtuvo 56 votos.

Luego de las celebraciones, el flamante nuevo presidente de la Cámara, Diego Paulsen, declaró que “vamos a demostrar con hechos concretos que esta Corporación va a estar a la altura de lo que hoy requiere la crisis política, social y sobre todo de salud pública que hoy día estamos“, añadiendo que la prioridad de la nueva mesa será sacar adelante aquellas políticas públicas que permitan mejorar la calidad de vida de los chilenos, “con la mayor celeridad posible, en aquellos proyectos de ley que tengan relación en combatir la pandemia que hoy ataca y que es el principal enemigo de los chilenos (…) Lo que vamos a priorizar es la agenda de los chilenos, aquella agenda social que hoy día exigen los chilenos y que nos exigen a nosotros estar a la altura para poder tramitarla“.

Reacciones

El Gobierno no tardo en celebrar el triunfo oficialista. El ministro secretario general de la Presidencia, Felipe Ward, felicitó a la nueva mesa de la Cámara, presidida por Diego Paulsen, Francisco Undurraga y Rodrigo González., señalando que conoce “las grandes capacidades del nuevo presidente y sé que liderará con compromiso y responsabilidad su labor para sacar adelante la agenda legislativa“.

Asimismo, dio sus agradecimientos a la mesa saliente, destacando “el espíritu colaborativo de la mesa saliente liderada por Iván Flores, Loreto Carvajal y Pepe AuthLes tocó presidir en momentos complejos para el país, pero el diálogo y el respeto permitieron encontrar acuerdos y avanzar”.

En tanto, el presidente de la DC, Fuad Chahín, declaró que “a veces es mejor perder dignamente que ganar de rodillas. La Democracia Cristiana, a través de su bancada, tomó una decisión, eligió democráticamente a Gabriel Silber como candidato a la presidencia”.

Asimismo, salió a atacar a los parlamentarios que no respetaron el acuerdo al interior de la oposición, señalando que “el acuerdo administrativo indicaba que este cupo era de la Democracia Cristiana y que era la bancada que tenía que decidir su nombre. Por lo tanto, los diputados que no cumplieron el acuerdo, que no respetaron el pacto de la administración son los que tienen que dar las explicaciones. Yo respaldo lo que hizo la bancada de la Democracia Cristiana, porque tomó una decisión de manera autónoma, no vamos a aceptar que otras fuerzas políticas pretendan tomar las decisiones que le corresponden a la Democracia Cristiana“, agregó.

Concluyó su análisis indicando que “las consecuencias de este incumplimiento, las consecuencias de este actuar, es que hoy día tenemos al presidente y vicepresidente de la Cámara en manos de Chile Vamos. Los que no cumplieron su palabra son los que tienen que dar explicaciones y asumir las consecuencias de sus actos“.

Por su parte, el derrotado candidato a la presidencia, Gabriel Silber, señaló amargamente que “vamos a ver acciones por delante, ya sea la censura de la mesa, pero tampoco podemos hoy censurarla si no están dadas las condiciones para asegurar una mayoría para la oposición”, comentando a continuación que“no es la DC la que tiene que salir a dar explicaciones, sino que es el Frente Amplio, que hoy posibilita de manera oblicua que la derecha se instale en la Cámara de Diputados”.

El ahora ex presidente de la Cámara, el DC Iván Flores, dijo por su parte que “hemos logrado más velocidad, hemos logrado disminuir todos los tiempos de debate, hemos logrado alinear las agendas legislativas con los intereses de la ciudadanía en términos de colocarlos en los proyectos que el estallido social nos demanda, y que hoy día esta pandemia nos obliga”.

Manifestó también, aludiendo a la derrota de la oposición, que cumplió “cabalmente el acuerdo político que teníamos (…) no me atrevería a señalar ni estigmatizar a ningún partido político, las decisiones pueden ser personales y pueden trascender a un partido. Los resultados son los que son, tenemos que trabajar sobre ese resultado democrático”.

Finalmente, deseó a la nueva mesa de la Cámara “el mejor de los éxitos y siempre vamos a estar disponibles para colocar lo mejor de nosotros, colaborar para que el Congreso Nacional siga recuperando el espacio que necesita recuperar en la comunidad nacional”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí