A un día del duro revés que sufrió la oposición tras perder la presidencia y primera vicepresidencia de la Mesa de la Cámara de Diputados en medio de rencillas internas y rompimiento de acuerdos, la diputada comunista Karol Cariola, con nula autocrítica, aludió a vetos políticos contra su partido y de género para explicar su propia derrota en la elección.

Cariola fue una de las grandes perjudicadas con el desorden interno de la posición, y terminó perdiendo por apenas dos votos la primera vicepresidencia de la Cámara ante el Evópoli, Francisco Undurraga, derrota que no fue sino la vuelta de mano de parlamentarios de la Democracia Cristiana luego que previamente Gabriel Silber perdiera la presidencia también por apenas un par de sufragios ante el RN Daniel Paulsen.

Tanto el Partido Comunista como el Frente Amplio han sido sindicados como los principales responsables por el inédito e inesperado tropiezo de la oposición, debido a su abierto rechazo hacia Silber que superó el compromiso previo pactado para elegir a Silber en la presidencia -elección considerada ganada de antemano-, mientras que varios miembros de la Falange, sintiéndose libres de votar por la representante de izquierda tras su debacle previa, pusieron la guinda de la torta para una negra jornada poniendo sus fichas en Undurraga.

La diputada comunista, sin embargo, hizo poco autoanálisis de su responsabilidad y la de su partido.

Así, a través de su cuenta personal de twitter, señaló que “no veo esto como una afrenta personal, sino más bien, un veto político al @PCdeChile y también de género ya que era la única mujer que postulaba a la mesa“, explicación que le trajo amplias críticas por desviar el foco de la responsabilidad.

Posteriormente, en declaraciones difundidas por el canal 24 Horas, explicó que los parlamentarios del PC votaron y respetaron el acuerdo administrativo, pero precisó que “a diferencia de lo que probablemente ocurrió para la presidencia versus la vicepresidencia, nosotros creemos que lo que se hace al Partido Comunista es más bien un veto a las ideas y en eso, lamentablemente, hay actores que parece ser que no quieren al Partido Comunista en la mesa”.

Recordando que será difícil tener claridad de la situación ya que el voto es secreto, manifestó que “hubo omisiones en torno a la votación y también hubo votos cruzados, que también votaron por el candidato de derecha”, destacando que más que perjudicar al PC o la DC, el incumplimiento del pacto significa un costo “a la oposición en su conjunto”.

En ese contexto, hizo una advertencia a la oposición para trabajar realmente en conjunto señalando “que la Cámara de Diputados hoy día esté en manos de los mismo actores que gobiernan el país desde el Poder Ejecutivo, me refiero al del Gobierno que es Chile Vamos, nos parece que no contribuye al momento político y a fortalecer la democracia”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí