Un 38% de las empresas nacionales ha desvinculado a trabajadores en medio de la crisis por la pandemia del coronavirus, de acuerdo a un sondeo efectuado por la Cámara Nacional de Comercio Servicios y Turismo de Chile, entre el 2 y el 8 de abril.

El sondeo fue contestado por 569 empresas distribuidas a lo largo del país, las cuales representan 113.448 trabajadores y 7.054 locales. De este total, un 44% de las empresas son microempresas (de menos de 10 empleados) un 31% pequeñas (entre 10 y 49 empleados), un 16% medianas (de 50 a 149) y un 9% grandes (más de 200 empleados).

Los resultados de este trabajo dan cuenta del fuerte impacto que está tenido la crisis sanitaria-económica sobre la actividad y el empleo, mostrando que un 37% está operando bajo el 50% y solo un 7,1% está operando al 100%. Además, un 51% de las empresas están aplicando el teletrabajo, pero solo un 12% del total de los trabajadores reportados por las empresas está haciendo esta modalidad.

Cabe resaltar que el sondeo arroja que todas las áreas de las empresas se encuentran resentidas, donde ventas y atención al cliente son las más afectadas, y el impacto es aún más fuerte en las empresas más pequeñas. Los que pueden están aplicando el servicio de despacho a domicilio, pero para una gran cantidad de empresas, dado su giro, esta no es una solución.

En este escenario, las empresas esperan fuertes bajas en los resultados del segundo trimestre donde la gran mayoría dice que se verán caídas anuales por sobre el 50% y un tercio espera caídas superiores al 70%. Y si es preocupante que un 38% de las empresas ya ha desvinculado trabajadores, se estima que del total de trabajadores representados en la encuesta un 17% perderá sus empleos.

Bernardita Silva, gerente de Estudios de la CNC, explicó que “las medidas del Gobierno están siendo aplicadas, o piensan serlo, por una gran cantidad de las empresas, como una ayuda para sobrevivir a esta crisis y evitar una masiva cantidad de despidos”, añadiendo que “a esto se suman las nuevas medidas que acaba de lanzar el Gobierno, las que inyectarán aún más liquidez al sistema, facilitando el acceso a créditos, que es uno de los mayores requerimientos que manifestaron los encuestados en sus comentarios finales, donde el pago de arriendo y otros compromisos fijos fueron ampliamente mencionados. Por esto, el nuevo plan de protección de la actividad económica que entregará garantías hasta por US$ 3.000 millones es un anuncio potente que debiera ir a aliviar a las tantas empresas que se encuentran hoy en problemas” enfatizó.

En tanto, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile, Manuel Melero, manifestó que esta encuesta “demuestra con claridad que el plan de rescate económico debe ser implementado rápidamente, para que beneficie efectivamente a los empresarios del sector y que los parlamentarios aprueben el proyecto de ley que aumenta el capital de Fogape, sin modificaciones al umbral del millón de UF de ventas, porque esas empresas son las principales empleadoras del país por lo que necesitan esos recursos para mantener el empleo y seguir funcionando”.

Por ello, agregó que “a la luz de esta encuesta se puede concluir que el sector de comercio y turismo no resiste mucho tiempo más en la actual condición de no funcionamiento. Por tal razón y junto con la urgente implementación de las medidas presentadas por el gobierno, se hace imprescindible que estos sectores puedan volver a funcionar lo antes posible. Entendemos que dicho retorno a la actividad siempre debería ser bajo la condición de implementar estrictos protocolos sanitarios con el fin de salvaguardar a clientes y trabajadores del contagio de COVID 19”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí