Durante la promulgación de la Ley de Indulto General Conmutativo, el Presidente Sebastián Piñera volvió a referirse al proyecto de ley humanitaria, iniciativa legal presentada el diciembre de 2018 y que no ha logrado avanzar en su discusión en el Senado, pese a las sucesivas insistencias del Ejecutivo, la última de ellas esta semana al darle carácter de urgente luego que la comisión de DD.HH. de la cámara alta rechazara, una vez más, la idea de legislar en torno al tema.

Así, el Mandatario afirmó que “el proyecto que está en el Congreso lo que busca es fundarse en razones humanitarias, que son asegurarle a todas las personas el derecho a una muerte con dignidad”, añadiendo que “creo que el derecho a una muerte con dignidad representa los mejores principios del humanismo y los mejores principios del cristianismo y estoy seguro que es una ley que va a humanizar y que va a proteger mejor el derecho a la muerte digna“.

No es primera vez que Piñera se refiere al tema en estos últimos días, habiéndolo abordado, también, los dos últimos domingos. Pero con su intervención de hoy, el Presidente puso de lleno todas su esfuerzo en esta controversial iniciativa que tiene un muy mal pronóstico, ya que ha encontrado un rechazo total en la oposición, y el oficialismo le ha dado un desganado respaldo ya que prefieren optar por los indultos presidenciales.

De hecho, en el propio Gobierno han reconocido que ven pocas probabilidades reales de que la reposición de esta iniciativa llegue finalmente a puerto, y el propio titular de la Segpres, Felipe Ward, declaraba ayer miércoles que “la ley no la damos por muerta”, mientras que una fuente en La Moneda reconocía previamente que “en el centro tiene cero votos”.

Pedregoso camino

Justamente los condenados por delitos de lesa humanidad durante el Gobierno Militar y que cumplen su pena en Punta Peuco constituyen una de las principales piedras en el zapato de las iniciativas de la administración Piñera desde su inicio. La pandemia de coronavirus pareció abrir una puerta al menos a los ex uniformados que están en peores condiciones físicas y mentales, y aunque parlamentarios de Chile Vamos intentaron revertir, primero en el Congreso y luego mediante sendas presentaciones de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional, la Ley de Indulto Conmutativo por considerarla discriminatoria, fallaron en su intento.

El gesto del Gobierno de darle nuevos aires al proyecto de ley humanitaria en el Senado tuvo un tropezón inicial, pero volvió a reponerlo con urgencia su discusión este martes a través del titular de la Segpres, Felipe Ward.

Según señaló a principios de este mes el ministro de Justicia, Hernán Larraín, de aprobarse esta iniciativa podría beneficiar a alrededor de 20 personas, correspondientes tanto a casos de delitos comunes como de lesa humanidad. El universo total de internos en el rango de edad que podría aspirar a esta medida suma 122 en todo el país.

Tal como recordó el Mandatario, este proyecto apunta a beneficiar a los mayores de 75 años que hayan cumplido la mitad de la pena, estén en riesgo inminente de muerte, o sufran de una invalidez total que los hace completamente imposible de desenvolverse por sí mismos.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí