Encabezado por el Presidente Sebastián Piñera, y con la asistencia de integrantes del Gabinete presidencial, familiares y miembros del partido Renovación Nacional, La Moneda rindió un sencillo homenaje -ajustado a las normas protocolares impuestas por a pandemia de coronavirus- a quien fuera una de las principales figuras políticas de la derecha chilena los últimos 50 años, Sergio Onofre Jarpa, quien falleció el pasado lunes a los 99 años de edad, justamente a causa de la infección por Covid-19.

Entre los asistentes se contaron los ministros del Interior Gonzalo Blumel; Defensa Alberto Espina;  Vivienda y Urbanismo, Cristián Monckeberg; Minería, Baldo Prokurica; el presidente de Renovación Nacional, Mario Desbordes, los senadores Andrés Allamand y Rodrigo Galilea; y el intendente Metropolitano Felipe Guevara.

En su intervención, el Mandatario señaló que el fallecido político “dedicó su vida a servir a Chile, asumiendo múltiples cargos y responsabilidades públicas a lo largo de su vida”, destacando además su rol como embajador ante Argentina entre 1978 y 1983, “por asegurar la paz y evitar un conflicto armado con esa nación”.

Asimismo, realzó su aporte “como Ministro del régimen militar para abrir caminos al diálogo ciudadano y a una transición pacífica hacia la democracia, en la década de los 80”, su rol como senador en la década de 1990, dejando para el final “su rol de liderazgo de la oposición democrática al gobierno de la Unidad Popular, en la década de los 70”.

Cerró su intervención señalando que “Sergio Onofre Jarpa entra a la historia de Chile como un gran servidor público y nos deja un valioso legado de defensa de la libertad y los valores patrios”.

Al término de la actividad, su hijo Francisco Jarpa Moreno, señaló que en la actividad “hablamos de la parte no pública del papá, que son los mejores recuerdos que nosotros tenemos”, y a continuación, haciendo indirectamente alusión a la muerte de Sergio Onofre Jarpa a causa del coronavirus, añadió que “aunque no me corresponde, creo que lo que estamos pasando es de una gravedad tremenda, y lo que viene creo que puede ser más grave todavía, y humildemente, aunque yo no participo en política, quisiera hacer un llamado a todos nuestros compatriotas chilenos y chilenas, para que dejemos las diferencias a un lado: unámonos contra esta pandemia, los tiempos que vienen son súper difíciles. No sobra nadie; cada uno de los chilenos que vive en este país tenemos que aportar y ayudar a salir adelante en este problema. No importan los colores políticos, no importan las diferencias: dejémoslas a un lado un tiempo, porque si no nos unimos contra este problema tan serio, nos va a costar  mucho salir del pantano. Deseo así, como mi papá siempre puso a Chile por delante, creo que todos nosotros chilenos pongamos a Chile primero y después nosotros y nuestras ideas”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí