La Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, manifestó este viernes su preocupación por el aumento de las restricciones que están aplicando diversos gobiernos a medios de comunicación independientes y por las “detenciones e intimidaciones de periodistas” durante la actual pandemia.

“Algunos Estados han usado el brote del nuevo coronavirus como pretexto para restringir la información y sofocar las críticas”, señala en un comunicado, añadiendo que el libre flujo de información en la actual crisis sanitaria es vital para la lucha contra la COVID-19.

“Los medios libres son siempre esenciales, pero nunca habíamos dependido de ellos tanto como durante esta pandemia, cuando tanta gente está aislada y teme por su salud”, aseguró la expresidenta chilena.

Bachelet subrayó que en la actual pandemia algunos líderes políticos han emitido declaraciones contra periodistas que han creado un ambiente hostil hacia estos profesionales, dificultando su labor.

El comunicado de la alta comisionada cita también un informe del Instituto Internacional de Prensa en el que se contabilizaron más de 130 ataques a medios de comunicación desde el inicio de la pandemia, entre ellos 50 casos de censura y restricciones al acceso a la información.

Además, según dicho informe, al menos 40 periodistas han sido detenidos o se han presentado cargos contra ellos en los cinco continentes por publicar artículos criticando la gestión gubernamental ante la pandemia, o simplemente por cuestionar la veracidad de las cifras oficiales de afectados por la enfermedad.

En los casos más dramáticos, algunos periodistas han desaparecido y varios medios fueron cerrados por las autoridades.

“No es el momento de culpar al mensajero, y en lugar de amenazar a los periodistas, los Estados deben promover un sano debate en torno a la pandemia y sus consecuencias”, concluyó Bachelet.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí