El Colegio de Profesores volvió a reiterar este viernes su rechazo al regreso a clases que está impulsado el Gobierno, afirmando que los estudiantes efectivamente pueden ser factores de contagio, especialmente a sus familias y en especial en un momento en que aún no llega el peak de contagios que se espera para el invierno.

Así lo dio a conocer el presidente del Magisterio, Mario Aguilar, quien señaló que existen presiones, especialmente de la autoridad sanitaria para retornar a las aulas, desmintiendo a su vez las acusaciones respecto a que no se hicieron turnos éticos y no se entregó alimentación a los alumnos y que no fueron vacunados contra la influenza.

“Tenemos certeza de que el profesorado y los municipios sí atendimos los turnos éticos donde fue necesario, sí estuvieron mis colegas que fueron convocados ya sea por vacunación, por alimentación o por algún tipo de atención que debía darse a los apoderados. También se realizaron las vacunas donde estuvieron disponibles, si se realizaron y es falsa la información que acuña el ministro de Salud y en los lugares donde no hubo vacunación fue responsabilidad exclusivamente del Ministerio que retiró las vacunas de esas comunas”, sostuvo.

Asimismo, Aguilar respondió a los dichos del titular del Mineduc en cuanto a que los niños no son factores de contagio del COVID-19, mencionando que “no es verdad que los niños no puedan ser afectados por el CORONAVIRUS, no es verdad, las propias cifras del Minsal lo demuestran”, ocasión en que mostró dos tablas publicadas el 21 de abril por la cartera en donde se demuestra lo contrario.

Añadió que en total existen 790 casos confirmados de COVID-19 entre el rango etario de cero años hasta los 19 años, lo cual “demuestra que no es verdad que los niños jóvenes no tengan posibilidad de contagio y todas estas personas son vectores”.

Al respecto dijo que en el caso de que los escolares volvieran a clases, la cantidad de contagiados sería mucho mayor a la que muestran las tables elaboradas por el Minsal.

También argumentó que actualmente hay lactantes internados en unidades de cuidado intensivo y hospitalizados donde de cero a cinco años hay 19 niños en hospitales y de cinco a 17 años hay 29, cifra que corresponde al sector que va al colegio. Incluso precisó que hay cinco niños de entre cero a 17 años que están en pabellones UCI.

“Hoy día sale el Presidente de la República diciendo que solo se va a volver a clases cuando haya pasado el peak de la pandemia, pero ayer Mañalich dijo que se tenía que volver lo más pronto posible y el ministro de Educación señala que no hay riesgo para los jóvenes, entonces pónganse de acuerdo, porque nosotros no tenemos porque ser víctimas de las desavenencias entre ustedes, de los desacuerdos entre ustedes”, afirmó.

Aguilar insistió en que como profesores no regresarán en mayo como pretende hacerlo el Gobierno, argumentando para ello que no arriesgarán la salud y vida de sus estudiantes, de los profesores y funcionarios que trabajan en los colegios.

En cuanto a cómo se atenderá a un niño que llega a tener síntomas de COVID-19, Aguilar precisó que aún se desconoce debido a que no están aún los protocolos para abordar este tema, incluso ahondó respecto al uso de mascarillas, especialmente si hay la cantidad suficiente para responder al cambio de estos elementos cuando se rompen o los niños no tienen el recurso para poder utilizar una.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí