El Presidente Sebastián Piñera dio a conocer este miércoles un proyecto de ley para crear un Seguro de de Protección de Ingresos para los Trabajadores a Honorarios e Independientes, apuntando a mitigar las bajas salariales a causa de la crisis en un sector relevante de la clase media.

Así, el Ejecutivo busca hacerse cargo de una de las mayores críticas que se hacían al Gobierno por la ausencia de apoyo a este sector de la población, ya que hasta el momento los numerosos paquetes de ayuda anunciados previamente han estado dirigidos a las empresas y los sectores más pobres de la población.

Sin embargo, esta no ha sido una iniciativa fácil de sacar adelante por las diversas variables a considerar y la necesidad de determinar claramente el universo de beneficiarios. Se lleva anunciado su discusión desde marzo y se ha adelantado en más de una ocasión que se anunciaría “en los próximos días” por diversas autoridades. Pero tal y como mencionó el ministro de Hacienda, Ignacio Briones,un par de semanas atrás, este proyecto necesitaba clarificar una serie de variables antes de ser viable y efectivo.

En una llamativa puesta en escena en el Patio de los Cañones de La Moneda, el Presidente compareció ante los medios acompañado por la Primera Dama, Cecilia Morel, los ministros de Hacienda y del Trabajo, María José Zaldívar, y un grupo representativo de trabajadores a honorarios, quienes sostuvieron una reunión previa antes del anuncio.

“En tiempos difíciles más que nunca necesitamos una sociedad sensible, una sociedad solidaria y ése es el norte, ése es el corazón de esta Red de Protección Social que hemos construido durante estos meses y que se suma a la Red de Protección Social que teníamos en tiempos normales”, señaló el Mandatario, precisando que “la iniciativa entregará beneficios a quienes emiten boletas de honorarios y busca emular la protección del Seguro de Cesantía“.

De esta forma, y de acuerdo a lo manifestado por Piñera, el beneficio llegaría a cerca de 2 millones de personas.

El Presidente comentó, además, que el Fisco realizará un aporte fiscal extraordinario con motivo de la crisis “por un total de US$300 millones” y que esta iniciativa se enmarca en las medidas tributarias ya anunciadas en el primer y segundo paquete económico.

La iniciativa en detalle

Esta medida se financiará con un aporte de los trabajadores independientes, que va a alcanzar a un 0,4% de los ingresos que ellos perciban.

El beneficio se entregará a los trabajadores que cumplan con dos condiciones: Una declaración de autoridad sobre catástrofe, calamidad pública o crisis sanitaria; y también, una caída significativa de al menos 20% en los ingresos.

De esta forma, el seguro se activará para dos grupos: los contribuyentes que hayan emitido boletas en al menos 4 meses dentro del último año; y los contribuyentes que hayan emitido boletas en al menos 8 meses dentro de los últimos dos años.

El fondo entregará un monto de dinero calculado en base al nivel de caída de los ingresos de cada beneficiario en los meses posteriores a la catástrofe sanitaria, utilizando como referencia los 12 meses previos al comienzo de ella.

Este beneficio entregará hasta tres pagos dentro de los 9 meses posteriores al comienzo de la crisis sanitaria y significará un aporte de emergencia para cerca de 1,2 millones de trabajadores que emiten boletas de honorarios.

Este fondo tendrá una serie de límites y topes que beneficiarán a los trabajadores de menores ingresos, siendo el tope máximo de beneficio mensual pagado por el seguro de $500.000 pesos. Con esto, se asegura que las “tasas de reemplazo de caídas”, es decir, el porcentaje de la disminución de ingresos que “repone” el seguro, sea de 70% para el ingreso mínimo y vaya decreciendo paulatinamente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí