Este 1 de mayo el prestigioso astillero italiano Fincantieri –con más de 230 años de historia y más de siete mil barcos construidos- publicó el siguiente comunicado, que causó escozor en España:  “Trieste, 1 de mayo de 2020: El Departamento de Defensa de  EE. UU. Otorgó a la filial estadounidense de Fincantieri ,  Marinette Marine (FMM),  uncontrato decasi  800 millones de dólares  para el diseño conceptual y la construcción de la  primera fragata de misiles guiados de la “FFG ( X) “para la Marina de los EE . UU. El contrato prevé  una opción para 9 barcos adicionales , así como soporte de disponibilidad posterior a la entrega y capacitación de la tripulación, con  un valor acumulado de  5.500 millones de dólares . La Marina de los EE. UU. Planea construir 10 buques adicionales como parte del futuro programa de fragatas, para un total de 20”.

La nota agrega además que: “FMM presentó al Gobierno de los EE. UU. Y a la Marina de los EE. UU., A lo que se extiende el reconocimiento especial de la compañía, un proyecto considerado como el más avanzado y de vanguardia. La propuesta del Grupo se basa en la plataforma de fragata FREMM, reconocida mundialmente como la más avanzada tecnológicamente y la base de un programa de 10 unidades otorgado a Fincantieri para la Armada italiana: el último buque está actualmente en construcción”.

Revise la ficha técnica de la fragata italiana: FFitliana

La gran perdedora de este estratégico negocio es el Grupo español Navantia que se ufanaba de ser el más seguro ganador del proyecto norteamericano con su modelo de fragata clase F-100 y cuyo mejor exponente es la F-104 “Méndez Nuñez –la misma que acompañaba como escolta a la flota de combate que lideraba EEUU para disuadir a Irán en 2019.

El abandono español al USS Abraham Lincoln (CVN-72) no se olvida

Pero detrás de este anunció hay una trama político-militar que no puede ser obviada y que sin duda es uno de los argumentos que hizo pesar la balanza en favor de los italianos.

El 13 de mayo de 2019, Radio Nacional de España informaba: “El Ministerio de Defensa ha ordenado este lunes retirar temporalmente la fragata española ‘Méndez Nuñez’ (F-104) del grupo de combate encabezado por el portaaviones ‘USS Abraham Lincoln’, según han confirmado fuentes del departamento. La decisión de retirar la fragata, según las mismas fuentes, es de carácter “temporal” y solo mientras el portaaviones estadounidense, que busca contrarrestar “señales claras” de amenazas por parte de Irán en la región, se encuentra en la zona de Oriente Próximo. Una vez que el grupo de combate haya atravesado la zona, la ‘Méndez Núñez’ se reincorporará a él y seguirá la ruta que está previsto acabe en San Diego, en California”, informó la emisora estatal hispana.

Además de este episodio comercial, el componente político no está ausente, así lo destaca una crónica de El País de este sábado en la que señala: “Desde que llegó a La Moncloa, hace casi dos años, Pedro Sánchez no ha sido invitado a la Casa Blanca. Los Reyes iban a visitar por segunda vez al presidente Donald Trump el pasado 21 de abril, pero el viaje tuvo que suspenderse debido a la pandemia. El Gobierno italiano se ha felicitado de la victoria de su compañía, mientras que el español ha guardado silencio”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí