Las explicaciones y el “curioso” apoyo de la OMS a China hace crecer las dudas sobre la falta de transparencia en torno al inicio de la pandemia originada justamente en China donde a pesar de los millones de millones de habitantes hubo un reducido y poco creíble saldo muertos.

Varios países como Australia, Alemania y EEUU han manifestado la necesidad de una investigación internacional que esclarezca la verdad, per China -como buena dictadura- se opone y recurre literalmente al matonaje amenazando con sanciones económicas a esos países, en momentos en que el gran beneficiario de esta crisis es justamente China.

Ahora, el Reino Unido señaló que China debe responder algunas preguntas acerca de la información que compartió sobre el brote del nuevo coronavirus, pero se negó a comentar sobre las noticias de que un grupo de inteligencia dirigido por Estados Unidos había acusado a Pekín de encubrimiento.

Washington ha elevado el tono en los últimos días sobre la responsabilidad china tras el coronavirus. El secretario de Estado, Mike Pompeo, dijo el domingo que había pruebas de que la COVID-19, la enfermedad causada por el virus, surgió de un laboratorio chino, reseña un cable de Reuters.

Las agencias de inteligencia de EEUU han concluido que el patógeno no fue elaborado por el hombre ni modificado genéticamente. Washington hasta ahora no ha presentado públicamente ninguna prueba de que el virus haya surgido de un laboratorio, algo que Pekín niega rotundamente.

El diario Australian Telegraph informó que el consorcio de inteligencia Five Eyes (Cinco ojos) liderado por Estados Unidos tiene en un dossier de 15 páginas en el que se indica que China había suprimido o destruido deliberadamente las pruebas del brote de coronavirus en un “ataque a la transparencia internacional” que se ha cobrado decenas de miles de vidas.

Este consorcio agrupa servicios de inteligencia de cinco países anglosajones: EEUU, Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda.

El secretario de Defensa británico, Ben Wallace, dijo: “Todos los días recibo boletines de inteligencia de nuestras agencias en todo el mundo. No hago comentarios sobre los boletines individuales, lo que tengo y lo que no he visto. Eso estaría mal”.

Al preguntársele si China tenía preguntas que responder sobre la rapidez con la que comunicó al mundo la magnitud de la crisis, Wallace dijo: “Creo que sí.”

Reuters no ha tenido acceso al expediente de Five Eyes y no pudo verificar inmediatamente el artículo del Australian Telegraph. Una fuente de inteligencia occidental dijo que ahora era ampliamente aceptado que China no había sido totalmente transparente.

OMS le presta ropa a China

El director de emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Michael Ryan, calificó este lunes (04.05.2020) de “especulativas” las declaraciones de autoridades de Estados Unidos, entre ellas el mismo presidente Donald Trump, que aseguran disponer de evidencia que demostraría que el nuevo coronavirus procede de un laboratorio de la ciudad china de Wuhan.

“No hemos recibido ningún dato ni prueba específica del gobierno estadounidense sobre el presunto origen del virus, por lo que para nosotros sigue siendo especulativo”, declaró Ryan en una teleconferencia de prensa desde la sede de la OMS en Ginebra. En la misma línea se manifestó la jefa del Departamento de Enfermedades Emergentes, Maria van Kerkhove.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí