El régimen de Venezuela aseguró hoy haber frustrado un intento de invasión marítima por parte de hombres armados procedentes de Colombia, en la que al menos 8 fueron abatidos, con varios heridos y detenidos en un número indeterminado.

El ministro de Interior, mayor general Néstor Reverol, aseguró que el incidente se produjo la madrugada del domingo frente a las costas del estado La Guaira, a unos 20 kilómetros al norte de Caracas. Reverol no presentó fotos, vídeos o alguna otra evidencia de lo sucedido.

El anuncio del supuesto intento de invasión está lleno de inconsistencias, partiendo del supuesto trayecto de la embarcación ligera, que debería haber recorrido, sin ser detectada un largo trecho frente a la costa venezolana desde el límite con Colombia hasta la altura de La Guaira. Además se produce inmediatamente después que se produjera un sangriento motín carcelario que dejó más de 30 muertos y frente al cual tanto la ciudadanía venezolana como diversas entidades internacionales comenzaban a pedir explicaciones.

El supuesto ataque en detalle

La versión del Gobierno señala que el comando llegó en una lancha rápida al poblado de Macuto, a 32 kilómetros de la capital venezolana, y tenía seis vehículos en tierra. Ocho de los hombres armados fueron abatidos por agentes de la Fuerza Armada Nacional y de la FAES (Fuerza de Acciones Especiales de la Policía Bolivariana). Y que entre los muertos está el capitán Roberto Colina Ybarra (alias Pantera), de 36 años, un desertor vinculado al mayor general Clíver Alcalá. Este confesó hace un mes en un vídeo grabado en Colombia que organizó una conspiración contra Maduro desde allí. Alcalá fue poco después detenido y entregado a las autoridades de Estados Unidos, que le acusan de narcotráfico.

El general Reverol afirmó que el grupo de paramilitares procedía de la vecina Colombia, que entró a territorio venezolano con la supuesta intención de “asesinar” a líderes políticos y dar un golpe de Estado.

“Estos terroristas intentaron ingresar en lanchas rápidas por las costas del estado de La Guaira pero gracias a la acción oportuna y efectiva de nuestra fuerza armada nacional bolivariana y de la fuerza y de acción especial y policiales de la Policía Nacional Bolivariana fueron abatidos unos y detenidos otros”, dijo en la transmisión de la estatal Venezolana de Televisión.

“No puede haber duda de la participación del Gobierno colombiano. Las lanchas salieron de su territorio, según las informaciones de los GPS. Rechazamos que el Gobierno de Estados Unidos y Colombia quieran seguir socavando las bases de este Gobierno bolivariano, financiando golpes de Estado”, declaró el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, en una rueda de prensa horas después de la operación.

“Detrás de esto está Estados Unidos, la oligarquía colombiana y el narcotráfico. Uno de los detenidos, venezolano, dijo ser funcionario de la DEA”, aseguró el presidente de la Cámara chavista quien, desde que Maduro llegó al poder, hace siete años, ha denunciado decenas de atentados, conspiraciones e intentos de golpes de Estado. Más de un centenar de militares está preso por estar supuestamente involucrado en sublevaciones al igual que civiles, acusados de operar planes en su contra. De acuerdo con el Foro Penal en Venezuela, una ONG de defensa de los derechos humanos, hay 347 presos políticos en el país, 80 de ellos encarcelados entre marzo y abril.

En tanto, el Gobierno de Maduro aseguró el domingo que se ha detenido a dos de los involucrados en la operación y se incautaron 10 fusiles de asalto, una pistola, dos ametralladoras, cartuchos, radiotransmisores y un casco militar con la insignia de la bandera de Estados Unidos. Para repeler la incursión fueron movilizados Fuerzas militares y policiales. También usaron helicópteros para localizar los cadáveres que cayeron al mar. Un testigo relató a un periodista local que estaba cuidando las embarcaciones de pesca en la zona cuando presenció el incidente. Contó que varios agentes de las fuerzas especiales de la policía bolivariana llegaron disparando en todas las direcciones y hacia el agua. “Empezaron a lanzar tiros como locos y corrimos a resguardarnos a donde un compañero”, relató en un video colgado en redes sociales.

Según dijo en su cuenta de Twitter el periodista Román Camacho, fueron 8 los abatidos, entre ellos el capitán Robert Colina, alias «Pantera» y hay 2 personas detenidas. También se incautaron 10 fusiles, 1 pistola Glock 9mm, 2 ametralladoras AFAG, robadas del parque de armas del Palacio Federal Legislativo.

El mayor general retirado, Herbert García Plaza, refutó la versión ofrecida por el ministro Reverol de una supuesta invasión marítima en Macuto, La Guaira, y considera que pudiera tratarse de una guerra entre carteles de la droga.

“Procedentes de Colombia y van a ingresar por el Norte de Venezuela y precisamente por Macuto. Algo no cuadra de esa incursión. Será guerra entre cárteles de la droga pero incursión terrorista no parece ser y por eso la vocería se la dieron al Ministro del Interior y Justicia, uno de los capos de ese cartel“, precisó el también ex ministro García Plaza.

Las FF.AA. de Venezuela se declaran en “alerta” 

En tanto, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) de Venezuela se declaró en “alerta“, tras el supuesto intento de invasión naval del domingo.

“Todas las unidades militares a lo largo y ancho del territorio nacional permanecen en alerta, preparadas para responder contundentemente a cualquier otra amenaza”, ha dicho la FANB en un comunicado firmado por el ministro de Defensa, el general Vladimir Padrino, quien extrañamente no realizó ningún tipo de declaraciones y estuvo inubicable durante largas horas pese a la supuesta gravedad de los hechos y a que hubo involucradas fuerzas militares en el incidente.

Padrino ha sostenido que la ‘Operación Escudo Bolivariano’, puesta en marcha el pasado mes de febrero y que consiste en activar por sorpresa a la tropa, permitió detectar “oportunamente” este presunto ataque. “De este modo, ha sido neutralizado un nuevo intento de desestabilización”, declaró.

Según la versión de la FANB “un grupo de mercenarios terroristas, organizados y entrenados en Colombia llevó a cabo una incursión contra la soberanía nacional al pretender desembarcar con material de guerra en las costas de Macuto en el estado La Guaira”.

Colombia rechaza acusación venezolana

En tanto, el gobierno colombiano rechazó por “infundadas” y “especulativas” las acusaciones del gobierno de Maduro, según las cuales los supuestos mercenarios que intentaron invadir su país por vía marítima procedías de Colombia.

“Se trata de una acusación infundada, que intenta comprometer al Gobierno de Colombia en una trama especulativa“, manifestó el Ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado.

Según la cancillería colombiana, las afirmaciones del “régimen dictatorial de Nicolás Maduro”, culpando a Colombia “de supuestos hechos de desestabilización”, son un intento más de “desviar la atención respecto de los verdaderos problemas que vive el pueblo de Venezuela”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí