El exrector de la Universidad de Chile, Víctor Pérez Vera, salió a criticar la Ley de Protección del Empleo que impulsó el Gobierno para dar un respiro a las empresas en esta crisis por la pandemia de CORONAVIRUS, cuestionando también la repartición de sus excedentes gracias al salvataje que han hecho los trabajadores.

En una dura carta publicada este lunes en El Mercurio, Pérez Varela señala que “la Ley de Protección del Empleo permite que las grandes sociedades anónimas (S.A.) se puedan acoger a ella durante la emergencia del covid-19, teniendo sus trabajadores que gastar sus propios seguros de cesantía (sus ahorros para las “vacas flacas”) para complementar la disminución de sus salarios, liberando así a esas S.A. de tener que pagárselos, para ayudarlas en sus “vacas flacas””.

Incluso, apunta también sus dardos al Congreso que “ha determinado que durante este período esas empresas verán limitadas la distribución de dividendos y las dietas de sus directorios”.

Sin embargo, expone que “el próximo año. Y gracias a que sus trabajadores salvaron a esas empresas, estas volverán a tener sus “vacas gordas”, tendrán millonarias ganancias, distribuirán millonarios excedentes a sus accionistas y volverán a remunerar millonariamente a sus directorios. Para sus trabajadores, sus “vacas gordas” serán mantener sus precarios empleos y salarios”.

Con un mínimo de sentido común (que harta falta que les hace), nuestras autoridades habrían legislado para que, previo a distribuir excedentes y a recuperar sus dietas, estas grandes S.A. devuelvan a las cuentas personales de los seguros de cesantía de sus trabajadores los montos que estos tuvieron que sacar para poder seguir comiendo. Lo contrario será que los más pobres habrán ayudado con sus privaciones a salvar a los más ricos”, plantea quien estuviera a cargo de la Casa de Andrés Bello.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí