En la columna anterior sobre el Combate Naval de Iquique, dimos cuenta del contexto que se dio el enfrentamiento, en el marco del inicio de la Guerra del Pacífico en 1879. Las tripulaciones de la Esmeralda y la Covadonga no sabían que, en la madrugada del 21 de mayo del citado año, serían protagonistas de uno de los hechos más importantes de la historia nacional.

Uno de los vigías de la Covadonga avistó “dos humos al norte” en el horizonte y de inmediato se da aviso a la tripulación de la Esmeralda. Carlos Condell identificó que los buques que se acercaban eran la Independencia y el Huáscar, dando la alarma respectiva a su tripulación, así como también de la Esmeralda.  Por un momento se pensó que podría haber sido parte de la Escuadra Nacional que partió al Callo, Perú.

Entre tanto en la Esmeralda, el teniente Luis Uribe ordena que se dé aviso al comandante Prat, con el fin que esté informado de la situación. Tras ser notificado de la presencia del enemigo, ordena a toda la tripulación a desayunar y vestirse con los mejores trajes a fin de enfrentarse a los buques peruanos. Entre los miembros de la tripulación se encontraba el ingeniero civil Agustín Cabrera Gacitúa, el cual había sido encomendado por el gobierno para cortar el cable submarino usado por el Perú para sus comunicaciones telegráficas en Iquique.

La tripulación de la Esmeralda estaba compuesta por 280 miembros, muchos de ellos jóvenes. De hecho, el más joven era José Emilio Amigo con sólo 10 años de edad. A pesar de la juventud de la tripulación, mostraron un valor y ejemplo de patriotismo en el combate.  Tras el almuerzo, la tripulación de la Esmeralda se reunió, esperando la arenga del comandante Prat. Una arenga que pasaría a la historia y que cada chileno(a) lleva en su corazón:

“Muchachos: La contienda es desigual, pero, ánimo y valor. Nunca se ha arriado nuestra bandera ante el enemigo y espero que no sea ésta la ocasión de hacerlo. Por mi parte, os aseguro, que mientras yo viva, esa bandera flameará en su lugar y si yo muero, mis oficiales sabrán cumplir con su deber”. Viva Chile!

Así entonces la Esmeralda se enfrentará al Monitor Huáscar… Continuará.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí