A raíz de los hechos a contar del 18 de octubre recién pasado en una conversación entre amigos, emergió naturalmente el tema de la situación de violencia de algunos e insatisfacción con las políticas públicas, de otros.

Después de analizar el problema concluimos que nuestro principal problema en esta materia es la forma en que está organizado el sistema político. Identificamos al menos 2 grandes deficiencias.

A.- El sistema presidencial hace que los beneficios a capturar sean demasiado importantes: Los incentivos del sistema están puestos en capturar el gobierno a como dé lugar independientemente que algunos políticos sean idealistas y quieran lo mejor para Chile, desde su ideología; o que otros sean ambiciosos, persigan el poder, la visibilidad y el dinero que viene con eso. Unos y otros deben capturar el gobierno para implementar su visión o para capturar el poder por el poder. Descubrieron que la forma de salir elegidos o mantenerse en el poder es que a su oponente le vaya mal, de esa forma el aspirante al poder sube relativamente respecto al otro, aunque no haga nada. De allí que la oposición de turno encuentra todo malo, la palabra” insuficiente” es la más común en boca de los políticos y hay una tremenda mezquindad de unos con otros.

Para conquistar votos montan máquinas eleccionarias donde operadores políticos, líderes gremiales, sindicales, vecinales y militantes del partido político convencen a los ciudadanos de que respalden su opción. Este trabajo debe ser compensado lo que se hace con ofertas de trabajo y “pitutos” si se conquista el poder. Hay muchos trabajos para ofrecer porque nuestro sistema de gobierno presidencial permite nombrar a unos 3900 personeros con los mejores salarios del sistema público y adicionalmente los políticos permiten que hoy se infrinja la ley que solo permite un 20% de los empleados públicos a contrata. Hoy son el 70% de los empleados públicos, lo que significa unos 200 mil funcionarios solo en el gobierno central. El truco está en que para un funcionario a contrata no es necesario hacer un proceso riguroso por competencias y con estándares similares al sector privado, por lo que el gobierno y partidos políticos afines pueden decidir su contratación en forma discrecional.

B.- Los políticos no tiene controles: La segunda deficiencia que presenta el sistema es que la ciudadanía no tiene el poder de cambiar el statu quo, ya que su única participación política es la de sufragar para elegir a sus representantes públicos cada 4 años, tiempo que parece excesivo e insuficiente para poder influir en su destino.

Los ciudadanos se encuentran muy desconformes con la gestión que realizan sus representantes ya que estos muestran un aparente desinterés, falta de compromiso y empatía respecto a la resolución de sus necesidades, lo que ha producido un alto grado de desconexión con los políticos.

Esta situación se agrava ya que los parlamentarios al no tener controles respecto a su gestión , hace que éstos hagan leyes que les favorezcan , como asignarse sus remuneraciones y asignaciones, no resuelven los problemas que importan a la ciudadanía (pensiones , calidad educación , salud, etc) , presentan dificultades para resistir las presiones provenientes de los lobbies profesionales y otros intereses (ley de pensiones, ley de ISAPRES, ley de Pesca) , generan leyes que importan muy poco (Proyectos de ley de la brisca, ley cholito), leyes mal hechas ( ley de estacionamiento , ley de pesca ), incumplimiento reiterados de las promesas electorales, hacen vista gorda en el acomodo de situaciones que les favorecen , como ya está indicado en los párrafos anteriores respecto al personal de planta y a contrata. Finalmente podemos agregar la permanente e infructuosa lucha ideológica y entronización en sus cargos, que en muchos de ellos pueden sobrepasar los 20 años.

Identificados los problemas decidimos hacer algo para contribuir con un granito de arena a su solución. Así definimos 4 ejes de acción: Democracias directa, Ciudadanos legisladores, Gobierno multi partido y modernización del estado.

El concepto aglutinador o común de los ejes sería el transferir poder desde los políticos a los ciudadanos o dicho de otra forma achicar el botín a capturar y controlar a los políticos.

La democracia directa consiste en mecanismos con iniciativas ciudadanas tanto de veto a leyes propuestas por los parlamentarios, que aún no son promulgadas; como de propuesta de nuevas leyes o modificación de las actuales. A modo de ejemplo si el parlamento presenta una ley de estacionamientos y un ciudadano piensa que va en contra del interés de la gente debe recolectar una cierta cantidad de firmas en contra del proyecto de ley. Si lo consigue se gana el derecho a que se haga un referéndum a toda la población y si la mayoría piensa que ese proyecto es un mal proyecto, entonces no se promulga la ley. El mismo mecanismo se usa para nuevas leyes, por ejemplo, una ley que regule los nuevos servicios de Uber o modificar una ley existente, ya sea de rango constitucional (requiere de mayor apoyo de firmas) o una ley normal, modificando la cantidad de firmas de apoyo que se requieren.

En Suiza los ciudadanos votan 4 veces al año y por varios proyectos cada vez. Los ciudadanos suizos viven su democracia. Nosotros los chilenos votamos 1 vez cada 4 años y no tenemos muchas más opciones de influir o participar de nuestra democracia.

El eje ciudadanos legisladores consiste en promover ciudadanos altamente capacitados que deban cumplir requisitos de probidad, de capacidad intelectual, de experiencia y formación, pero lo más importante apolíticos y buenas personas. Estos candidatos serán apoyados por el movimiento ciudadano y se elegirá por votación o sorteo a uno de ellos para que vaya en la papeleta de votación. Pensamos que el desencanto de los ciudadanos con sus políticos ayudará a que estos ciudadanos apolíticos tengan opciones reales de ser elegidos. Compitámosles a los partidos y mejorarán. Creemos en la importancia de los partidos políticos, solo necesitamos que mejoren.

El eje gobierno multi partido consiste en imitar la regla mágica del 7 que tienen los suizos. Ellos tiene7 ministerios. El gobierno lo conforman estos 7 ministros que son elegidos en base a la representación de los partidos en el parlamento. Los 3 primeros partidos eligen 2 ministros cada uno y el cuarto partido elige 1 ministro. El presidente es uno de los ministros que se rota y dura 1 año. El presidente de turno solo tiene labores protocolares y sigue con sus funciones de ministro. De esa forma los partidos deben ponerse de acuerdo para gobernar, la política pública es de largo plazo, sigue un continuo donde se pasan el testigo unos a otros; ya que no hay que encontrarle todo malo al anterior. Disminuye el incentivo por capturar el poder. Hay muy pocos políticos, la gran mayoría de los empleados públicos son técnicos especialistas de carrera.

El eje modernización del estado tiene que ver con modernizar la gestión de personas en el estado, mejorar los mecanismos de transparencia, digitalizar el estado e implementar una nueva forma multisectorial de resolver los problemas. EL CEP ha hecho un gran trabajo al respecto. Ellos han estudiado otros estados más modernos que el nuestro como Australia, Nueva Zelandia y Canadá entre otros para aprender otras formas de administrar el estado. También han invitado a otros centros de estudio como Chile 21, Espacio Público y Libertad y Desarrollo que representan distintas visiones y todos han acordado en que es lo que hay que hacer para modernizar el Estado: tarea urgente.

Se debe partir por cambiar el 70% de los empleados a contrata que son incorporados a la administración pública en forma discrecional. La Alta dirección Pública debe jugar un rol clave en esta modernización. Nuestro objetivo es difundir y contribuir a implementar, lo ya trabajado y definido por el CEP.

Hemos creado una página web donde describimos estos 4 ejes, realizamos 10 videos para apoyar la difusión de estas ideas y hemos creado y recopilado “papers” que apoyan estos planteamientos. Pensamos que este movimiento debe ser de muy largo plazo, similar a una maratón. No aspiramos al poder ni a convertirnos en un partido político lo que iría contra nuestra naturaleza y razón de ser.

Tenemos el sueño de un mejor país, más justo, más educados, más cultos, más respetuosos, más solidarios. Deseamos cambiar la forma de hacer política con más participación ciudadana, menos pelas y más generosidad. Un estado más transparente y que esté al servicio de la persona humana. Así los ciudadanos estaremos menos contaminados desde nuestros líderes y tendremos un mejor ejemplo de cómo comportarnos y resolver nuestros conflictos. Queremos recuperar la confianza en el estado