Luego que el Senado aprobara solo en general el proyecto de ingreso familiar de emergencia, rechazando la fórmula para distribuir el pago de los más US$800 millones entre los beneficiarios, el Presidente Sebastián Piñera recalcó esta mañana que dentro de las posibilidades que tiene el Gobierno, está la presentación de un veto presidencial, para insistir en la discusión parlamentaria.

“El Gobierno está consciente que el rechazo del Congreso al proyecto significa dejar 4,5 millones de chilenos y chilenas sin una ayuda absolutamente necesaria y urgente. Por lo tanto, le puedo asegurar que vamos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para que ese ingreso familiar de emergencia llegue y lo más pronto posible a todas las familias. Y eso incluye la posibilidad de un veto presidencial“, declaró Piñera.

Sin embargo, el Gobierno está ampliando la búsqueda de alternativas ante el frontón opositor con el que se ha encontrado, Así, en horas de la tarde de este jueves, fuentes de Palacio indicaron que también se está estudiando la posibilidad de usar el camino de una ley corta, con el fin de obligar a la oposición a aprobar los montos anunciados en el proyecto.

Lo anterior va en la línea de reacción del Ejecutivo ante este fracaso sufrido ayer en el Congreso por su iniciativa de apoyo a los segmentos más pobres del país con recursos urgentes, luego que la oposición insistiera en una fórmula que implique al menos $80.000 por integrante de cada grupo familiar comprendido en la medida, además de aumentar el universo de beneficiados.

En ese mismo sentido, desde el Gobierno han sido extremadamente tajantes a la hora de responder a estas críticas opositoras en cuanto a aumentar el monto y cobertura del beneficio.

El ministro de Hacienda, Ignacio Briones, abrió los fuegos esta mañana al declarar que “a mi me gusta ser súper claro y transparente. La respuesta es no, no hay recursos para eso, esa es la realidad. Somos Chile y no Suecia, no hay recursos para 800 millones de dólares mensuales y quiero explicar por qué”, precisando a continuación que “acá uno puede pretender que esta crisis se acabe en tres meses, ese es un escenario voluntarista. Acá es importante que entendamos que hay que dejar recursos para seguir atendiendo las necesidades sociales de lo que sigue“.

Resumiendo su opinión, señaló que “no podemos gastar todos los cartuchos, gastarnos todo lo que tenemos“, recordando a continuación que “hace un mes, cuando discutimos el bono Covid, la oposición nos pedía que ese bono fuera por tres meses. Nosotros dijimos que no, que iba a ser por un mes, pero no porque no queramos más ayuda, va a venir más ayuda, pero queremos tener flexibilidad y queremos llegar con un instrumento mejor que el bono Covid“, recordó.

Poco después, el propio Presidente Piñera agregaba que “yo quiero también decir que el Fisco no tiene una capacidad infinita y que está llegando al límite de lo que se puede hacer responsablemente“.

Bancada UDI pide veto presidencial

En tanto, la bancada de diputados UDI envió una carta al Presidente  Piñera para que “haga uso de todas aquellas atribuciones que le confiere la Constitución y las leyes, poniendo a este proyecto la mayor de las urgencias posibles, para que mediante la discusión inmediata del mismo, podamos concretar la ayuda económica que esperan tantas familias chilenas”.

Así, los parlamentario oficialistas esperan que el Ejecutivo haga uso del veto presidencial para sacar adelante la iniciativa y que permita pagar el beneficio durante este mes.

La jefa de bancada gremialista, María José Hoffmann, comprometió el trabajo de los diputados para sacar adelante la iniciativa lo más pronto posible. “Sesionaremos todos los días que sean necesarios, sin importar la adversidad, porque para nosotros hoy despachar este proyecto y responder a todas aquellas familias que están esperando que este Congreso cumpla con su deber, es sin duda nuestra prioridad”, aseguró en la carta.

Tras el fracaso en el senado, el Gobierno admitió que esperaban un escenario favorable para el proyecto. Sin embargo, la oposición rechazó el monto que buscaba destinar La Moneda a las familias, que en promedio podrían recibir cerca de 260 mil pesos, variables durante 3 meses, si el hogar está compuesto por 4 personas pertenecientes a los sectores más vulnerables.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí