Tal y como se había adelantado desde la tarde del miércoles, el Gobierno confirmó oficialmente este viernes que enviará al Congreso un veto para lograr sacar adelante el proyecto de ley de ingreso familiar de emergencia, ello luego que ambas cámaras sólo aprobaran en general dicha iniciativa, sin aprobar el mecanismo de entrega y el monto del bono propuesto.

Así, luego de reunirse con un grupo de parlamentarios oficialistas, el ministro secretario General de la Presidencia, Felipe Ward, declaró que “vamos a ingresar el veto de forma de poder tramitar en la Cámara de Diputados y en el Senado, lo antes posible en esta última etapa procesal, en esta última oportunidad que van a tener los parlamentarios para decir que sí a los 4,5 millones de chilenos que están esperando este veto y esperamos que esto termine por aprobarse“.

En tanto, el titular de Desarrollo Social, Sebastián Sichel, continuando sus críticas de días previos hacia los parlamentarios opositores, afirmó que en el Gobierno “estamos preocupados, porque no hemos logrado que la oposición destrabe su posición original y podamos rápidamente transferir esos recursos a las personas”, añadiendo que “aquí no se agotan las ayudas, ni es la última ayuda que daremos, sino que básicamente tenemos que tener una estrategia que vaya incorporando a nuevas familias a potenciales ayudas y no concentrarnos sólo en esta (…) No es el tiempo del gallito político, es el tiempo de la solución urgente“.

Además, haciéndose eco de lo declarado ayer tanto por el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, y el propio presidente Sebastián Piñera, Sichel insistió también en la capacidad finita de las arcas fiscales y la necesidad de gastar todos los fondos disponibles de una sola vez, precisando que “tenemos fondos pertinentes para que hayan más apoyos hacia adelante, pero nuestro compromiso de gasto se mantiene igual, porque estamos garantizando que van a venir más apoyos futuros (…) No nos parece responsable decir hoy nos gastamos todo, para que mañana otras familias o estas mismas, les digamos no tenemos más que hacer“.

En este sentido, el ministro subrayó que “no me gusta ese lenguaje, que es básicamente el que han instalado algunos parlamentarios de oposición, ‘si usted no ofrece más, yo no apoyo el proyecto’“.

Desde La Moneda se explicó respecto al futuro la iniciativa que el veto se presentaría cuando vuelva a sesionar el Congreso, restando también si lo que se presentará será un veto aditivo o sustitutivo ya que, si bien no se afectará el monto destinado en esta iniciativa (US$ 802 millones), debido a la urgencia para entregarlo a los beneficiarios, puede ser necesario modificar o ampliar los métodos de pago del bono.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí