El Colegio de Profesores consideró como “inaudito” y “tozudez” la decisión del Ministerio de Educación de realizar la prueba Simce a pesar de la crisis sanitaria provocada por el CORONAVIRUS, apuntando que la insistencia de llevarla a cabo responde a intereses económicos existentes que hay detrás de la evaluación.

Así lo expresó el presidente de los docentes, Mario Aguilar, quien señaló que “el anuncio del ministro de Educación de realizar la prueba Simce este 2020, año absolutamente anormal, es realmente inaudito. La única explicación que hay es que detrás hay muchos intereses económicos, hay un gran negocio asociado a la realización de esta prueba”.

El timonel del Magisterio reiteró la posición del gremio respecto a que la prueba no entregará ningún dato relevante desde el punto de vista educación, especialmente durante este periodo de crisis sanitaria que se vive en el país.

Obviamente el nivel de alteración que tienen hoy los procesos pedagógicos hacen absolutamente inviable que la prueba Simce pueda entregar un dato útil y decir que pueda servir como diagnóstico frente al tema de la pandemia refleja una ignorancia muy preocupante por parte de la máxima autoridad, es una profunda muestra de desconocimiento de lo que significan los procesos pedagógicos”, explicó.

Aguilar dijo que los resultados se entregarán un año después, lo cual no va con los tiempos y cada unidad educativa tendrá que hacer las evaluaciones de acuerdo al contexto que cada una de ellas atraviesa.

Lo que hay aquí son negocios, lo que hay aquí son empresas, muchas veces asociadas a los mismos personeros del Ministerio de Educación o de la Agencia de Calidad quienes se llevan las licitaciones y hacen pingues negocios con el Simce (…) se han hecho denuncias en el pasado respecto a que funcionarios de la Agencia de Calidad han formado empresas que se dedican a la corrección del Simce, ganan millonarias licitaciones sin tener trayectoria o capital de respaldo”, insistió.

En ese sentido, precisó que con el presupuesto que tiene la evaluación se podrían destinar para la ayuda de bomberos o a las familias que necesiten dinero para entregar “200 mil alimentaciones para toda una familia que esté cesante, se podrían entregar 100 mil pesos a cada familia para alimentación por un tiempo y con eso cumplir una necesidad real (…). Aquí hay intereses económicos y es la única explicación para esta tozudez, para esta impertinencia de mantener el Simce vigente para el año 2020”.

Además, Aguilar anunció que a las 16:00 horas, el Colegio de Profesores se reunirá con el Mineduc para exponerles “nuestro categórico rechazo a esta medida absurda“.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí