En la Comisión de Defensa Nacional de la Cámara de Diputados se continúa la discusión del proyecto, en segundo trámite constitucional, que fortalece y moderniza el Sistema de Inteligencia del Estado, y que luego de aprobar el pasado 28 de abril la idea de legislar en torno a este tema, ya ha realizado dos sesiones en torno a la discusión en particular de la iniciativa del Ejecutivo.

[Lea también: Comisión de Defensa de la Cámara aprobó idea de legislar sobre modernización de Sistema de Inteligencia del Estado]

La iniciativa había sido ingresada a la Cámara Alta por mensaje presidencial el 13 de noviembre de 2018, pero su avance fue lento hasta el mes de agosto, en el cual el gobierno le dio urgencia suma a su discusión, siendo aprobado el pasado 22 de enero en el Senado

Así, con una serie de modificaciones que más bien ajustaron el proyecto original, la iniciativa pasó su primer trámite legislativo. Ahora, con la aprobación por parte de la Comisión de Defensa de la Cámara Baja del proyecto en general, por 7 votos contra 4, se informarán sus conclusiones al pleno de la Cámara, la cual pasará a discutir y decidir si aprueba o rechaza la idea de legislar sobre el mismo.

En el análisis de un asunto de estas características es lógica la participación de autoridades y expertos que aportan diversas perspectivas, desde las características de la Inteligencia, composición, límites de su rol, o aspectos legales, por nombrar algunos.

Así, en estas primeras dos sesiones han participado (en forma presencial u online) el jefe de Gabinete del ministro de Defensa Nacional, Pablo Urquízar; el jefe Nacional de Inteligencia Policial de la Policía de Investigaciones, prefecto Renato Díaz; el coordinador académico del Centro de Estudios de Derecho Informático y la profesora de Derecho Informático, ambos de la Universidad de Chile, Daniel Alvarez y Lorena Donoso, respectivamente.

Sin embargo, además ha llamado especialmente la atención de invitaciones a profesionales poco o nada conectados al tema, más allá de labores tangenciales, como ya fue el caso en la pasada sesión del 12 de mayo del periodista Mauricio Weibel, destacado por ser quien destapó el bullado caso Milicogate, o como será en la reunión del próximo 19 de mayo de la destacada periodista Mónica González, vinculada en los últimos años especialmente al periodismo de investigación y denuncia desarrollado por Ciper, y el escritor Jorge Baradit autor de la serie de libros Historia secreta de Chile.

Lo diverso de la convocatoria de la comisión se refleja en que junto a González y Baradit han sido invitados también a intervenir en la próxima sesión el jefe del Centro de Investigaciones y Estudios Estratégicos de la Academia Nacional de Estudios Políticos y Estratégicos, Miguel Navarro; el analista de Defensa (vinculado a la DC) Eduardo Santos; el ex Director de la Agencia Nacional de Inteligencia Luis Masferrer (quien dejó su cargo el año pasado tras el pobre papel de la ANI en medio de la crisis social surgida el 18 de octubre), el ex ministro de Justicia y ex Director Nacional de Gendarmería, el radical Isidro Solís; y el Director Ejecutivo del Centro de Estudios de Seguridad y Defensa AthenaLab (vinculado al empresario Nicolás Ibáñez) Juan Pablo Toro, periodista con largo recorrido en temas internacionales y de defensa en Chile y el exterior.

En este contexto, la presencia de González y Baradit en la sesión convocada para las 17.30 horas del martes, es como mínimo curiosa.

Lo irónico del asunto es que el propio Baradit se mostró contrario al proyecto y llamó en su cuenta de Twitter el pasado martes 12 a detenerlo en la Cámara:

El analista Guillermo Holzmann comenta al respecto que “la idea de poder escuchar a periodistas que poseen una larga trayectoria profesional, pero que además van muy orientados hacia lo que es el análisis del pasado de la historia de Chile, y además de un escritor como Jorge Baradit que, más allá de sus condiciones profesionales e intelectuales, también tiene una visión que va mucho más allá del pasado, no hace mucho sentido sobre cuál sería el aporte en esta etapa de discusión, toda vez que los servicios de inteligencia son servicios especializados de alta complejidad y que requieren de conocimientos ya instalados para dar opiniones a ese respecto; en consecuencia, el aporte que ellos pueden dar va a ser más bien de tipo contextual y no de tipo especializado que hoy día requiere la ley.”

En tanto, el senador por Valparaíso, e integrante de la Comisión de Defensa del Senado, Kenneth Pugh, fue aún más crítico con estas invitaciones, explicando que “la Ley 19.974, que dio vida al Sistema de Inteligencia del Estado y que creó a la Agencia Nacional de Inteligencia, es del año 2004, por lo que llama profundamente la atención que el presidente de la Comisión de Defensa de la Cámara de Diputados haya invitado a un escritor de ficción a informar respecto de antecedentes que probablemente serán del siglo pasado y de la década de los 70 para mejorar el texto de una ley para este siglo“.

Añadió que “este afán de volver al pasado impide ver los desafíos del presente y, por supuesto, no tiene ninguna utilidad para mejorar la ley del Sistema de Inteligencia del Estado, que si bien es de inicios del siglo XXI, requiere adaptarse a la realidad actual, donde la colaboración en red, el ciberespacio y la protección de la infraestructura crítica de la información cobra mayor relevancia”.

Por ello, recalca que en este escenario espera “que los próximos invitados tengan experiencia comprobada en estas materias y puedan ayudar a definir una ley que se adapte a las amenazas y riesgos reales que estamos enfrentando, donde la inteligencia se debe anticipar a ellos para lograr mitigarlos. Quienes siguen mirando el pasado por el espejo retrovisor descuidan el presente al no mirar al frente y si siguen así, lo mas probable es que terminen chocando con el presente”.

Pese a lo anterior, el presidente de la Comisión de Defensa Nacional de la Cámara, el RD Jorge Brito declaró en “El Dínamo” el jueves pasado que “estamos en la discusión en particular y distintas voces del país han manifestado sus preocupaciones y reflexiones en torno al proyecto del Presidente Piñera”, añadiendo que “nosotros queremos escuchar a la mayor cantidad de voces posibles. En esa materia se ha escuchado a periodistas de investigación como la premio nacional de periodismo, Mónica González, quien también participará junto a Baradit. También hemos escuchados a académicos, ex directores de la ANI y de las Fuerzas Armadas”.

Al referirse a los méritos de Baradit para participar en la sesión, el diputado explicó que su participación sería atingente, porque “él desea exponer cierta información relevante al funcionamiento de las unidades de inteligencia en el país durante el pasado“, y sería “importante contar con esta información”, porque, “en función de lo que se ha hecho habrán aprendizajes y lecciones sobre lo que se debe o no hacer”.

Proyecto con fisuras

En paralelo a esta polémica por la presencia de Baradit, la discusión está arrojando la presencia de algunas falencias en el proyecto.

Holzmann explica al respecto que “el proyecto de Ley de Inteligencia es una reforma que ha enviado el Gobierno y que, en términos conceptuales y prácticos, expresa un retroceso respecto de lo que se había logrado avanzar en términos de fortalecer a la Agencia Nacional de Inteligencia y particularmente el sistema de inteligencia del Estado.

Lo anterior porque, a su juicio, “se establece una agencia que está focalizada en la seguridad interior, no está orientada a poder dotar al Presidente y a las autoridades nacionales de una mejor información procesada que les permita tener mejores criterios para tomar las decisiones dentro de las alternativas existentes, y genera además un riesgo evidente de que el sistema pierda su objetivo, pierda su capacidad de transparencia interna dentro del procesamiento de la información“.

Y aunque destaca la propuesta de incorporación en el sistema, dentro del Consejo de Inteligencia, de Aduanas y Gendarmería (que de por sí ya da cuenta de la orientación hacia seguridad interna), pone dudas que otras como la Unidad de Análisis Financiero, el Servicio de Impuestos Internos y otros organismos se incorporen, solamente como asesores y consultores en información de inteligencia, “donde no se sabe cuál es la metodología con la cual ellos funcionan, de qué manera se va a complementar con lo que hace la agencia, y de qué manera eso va orientado a este objetivo de seguridad pública interna“.

Por ello, “dado que el debate y el contenido de la reforma tiene aspectos que son muy delicados en términos de que se trata de diligencias de Estado donde además, si aceptamos que el foco es la seguridad pública interior o la seguridad interior del país, también se suma a ello las Fuerzas Armadas, lo cual claramente es un despropósito, el no existir diferenciaciones internas en el tipo y en la generación de inteligencia y el uso que de hecho se va a dar. De más está decir que también debiera estar la Cancillería, cosa que no está hasta el momento y es tema de discusión” recalca el analista.

Por su parte, el coordinador académico del Centro de Estudios de Derecho Informático de la Universidad de Chile, Daniel Álvarez, resume en una minuta entregada durante su participación en la última sesión el pasado 12 de mayo, varias críticas adicionales al contenido del proyecto.

Así, explica que “el proyecto de ley tiene por propósito declarado actualizar la regulación del sistema de inteligencia del Estado, el cual ha sido objeto de profundas críticas por su aparente ineficacia y por el nulo control civil de las actividades de inteligencia policial y militar, que han provocado casos de afectaciones de garantías fundamentales en contra de periodistas y el conocido caso Huracán. En este sentido, si bien el proyecto introduce algunas reformas necesarias, omite cuestiones trascendentales que debieran formar parte de la regulación de un sistema de inteligencia en un estado democrático de derecho“.

Puede ver en el siguiente documento, público en el sitio de la Comisión de Defensa Nacional de la Cámara, las críticas y comentarios de Álvarez al proyecto:

:
Brought to you by Infogate

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí