Estados Unidos enfrenta una grave recesión económica a raíz de la pandemia mundial, pero no sufrirá otra Gran Depresión, y este año comenzará a recuperarse, dijo el domingo el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, reseña un cable de AFP.

La principal economía del mundo era fuerte antes del brote de COVID-19, que provocó el cierre de empresas en todo el país, dijo Powell.

Los datos muestran que se destruyeron más de 30 millones de empleos al cerrarse miles de empresas en todo el país con el fin de detener la propagación del virus.

Para el período de abril a junio, las cifras “serán muy, muy malas. Habrá una gran disminución de la actividad económica, un gran aumento del desempleo”, dijo Powell al programa de la CBS “60 minutos”.

Pero “hay algunas diferencias muy fundamentales” entre la crisis actual y la Gran Depresión del siglo pasado, señaló.

La economía estadounidense podría caer “fácilmente” entre un 20 y un 30% este trimestre, y el desempleo podría alcanzar entre el 20 y el 25%, pero “debería ser una recesión mucho más corta de la que se asocia con la década de 1930”.

La otra diferencia clave con aquella crisis es que, en lugar de aumentar las tasas de interés, la Fed las redujo cero y está dispuesta a estudiar nuevas formas de apoyar la economía, dijo Powell.

Desde el tercer trimestre

“Creo que existe una buena posibilidad de un crecimiento positivo en el tercer trimestre”, afirmó el presidente de la Fed.

Pero advirtió que puede llevar tiempo volver a la normalidad y que Estados Unidos no verá una recuperación completa sin una vacuna contra la COVID-19.

“La economía se recuperará de manera constante durante la segunda mitad de este año”, pero la recuperación total “tomará un tiempo”, señaló. “Podría extenderse hasta el final del próximo año. Realmente no lo sabemos”.

“Para que la economía se recupere por completo, la gente tendrá que tener total confianza, y eso será con la llegada de una vacuna”, dijo.

La Fed redujo la tasa de referencia para prestar dinero e inyectó miles de millones de dólares en el sistema financiero y en programas destinados a apoyar pequeñas y medianas empresas y a gobiernos estatales y locales.

Powell dijo que la Reserva Federal está preparada para realizar más esfuerzos en el mismo sentido, y reiteró que se necesitará más gasto público para apoyar a los trabajadores y a las empresas para permitir que la economía se recupere.

“Si permitimos que la gente se quede sin trabajo por largos períodos, si dejamos que las empresas fracasen innecesariamente, habrá perjuicios económicos a largo plazo”, subrayó Powell.

“La buena noticia es que podemos evitar esto si damos más apoyos ahora”. La crisis “ha llegado tan rápido y con tanta fuerza que realmente no se puede expresar con palabras el dolor que sienten las personas y la incertidumbre que reina actualmente”, destacó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí