Cómo distribuir, escasez y especulación: los principales temores ante las cajas de alimentos

0
1013

Si bien la mayoría valora el gesto gubernamental de entregar cajas de alimentos a las familias más golpeadas por la crisis del coronavirus, las grandes dudas aún están instaladas principalmente en la fórmula a utilizar para repartir el beneficio, como también en los temores de la eventual escasez que provocaría la masiva adquisición de alimentos por parte del Gobierno para armar estas cajas, lo que podría traducirse en aumento de precios y especulación sobre artículos de primera necesidad en el corto plazo.

Hablamos de 2,5 millones de cajas que, de acuerdo a lo señalado este miércoles por el ministro de Hacienda Ignacio Briones, tendrán un valor de $30.000 por caja, con un costo para el Estado de US$100 millones. Pero más allá del presupuesto, las dudas están instaladas ante lo que hará la Administración Piñera para coordinar la entrega de un beneficio a un equivalente cercano a casi la mitad de la población del país en medio de señales confusas, aun cuando parece que en las últimas horas se estaría rindiendo a la evidencia de que sin los municipios, su propuesta tiene un negro horizonte.

En ese sentido, el analista Guillermo Holzmann anticipa que “acá hay un tema de planificación y, lamentablemente, el anuncio hecho por el Gobierno genera todo un impacto, especulativo por una parte, de exigencia logística que no es menor para muchos municipios, y va a generar un problema si se va a distribuir a todos”.

Complementariamente, la diputada PS Maya Fernández, explica a su vez que en vez de las cajas su opinión y la de su sector era privilegiar un aumento del ingreso familiar de emergencia, pero “finalmente lo que ocurrió es que el Gobierno no aumentó el monto y creo que eso era mucho más eficaz para ayudar a las familias en rapidez que las cajas de alimentos, que tienen todo un proceso de demora, que hay que comprar, y las familias necesitan ayuda ahora”.

Sobre esta demora, Holzmann precisa eventuales problemas, siendo “el primero de ellos que, con un anuncio de esta naturaleza, se genera un problema de especulación en el comercio local que le va vender al Estado. El segundo tema es el abastecimiento de lo que debe llevar esa caja, si efectivamente en la región que corresponde, donde se ha definido que hay mayores necesidades, donde obviamente están las regiones Metropolitana, Valparaíso, Concepción, Antofagasta, la Araucanía; si uno ve los indicadores de pobreza nacional, debería ahí concentrarse. La posibilidad de que haya  abastecimiento en los negocios pequeños para poder suplir esta canasta a entregar es ya una complicación”.

Daniel Jadue, alcalde de Recoleta, valoró el anuncio de Piñera, indicando que “todo lo que venga obviamente va a ayudar. Sería mucho más eficaz y eficiente si esto se hiciera a través de los municipios porque ya conocemos la oferta y capacidad que tiene el Estado central de llegar a los territorios”.

De paso, puso su cuota personal de duda en el éxito completo de esta iniciativa en conjunto con el ingreso familiar de emergencia al señalar que “cuando un gobierno aprueba algo que sabe que no alcanza, porque todos tienen claro que no alcanza, lo que le está diciendo a la gente es ‘mire, tiene que volver a salir a buscarse el pan que le va a faltar porque la renta le va a llegar hasta fin de mes’, sobre todo cuando se aprueba algo tan insensato como que esta vaya decreciendo”, agregó el edil.

En tanto, el alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, si bien destacó la iniciativa gubernamental,  hizo hincapié en que “es obvio que los que realmente sabemos quiénes son los barrios y las personas que de verdad necesitan (la ayuda) son los alcaldes. Yo llamo al Gobierno: los alcaldes tenemos que ser socios en esto. Si vas a la comuna, las personas que mejor van a saber a quiénes le tiene que llegar la caja, es el alcalde, con sus concejales y con su equipo”.

El alcalde de Estación Central y presidente de la Asociación de Municipalidades de Chile, Rodrigo Delgado, comentó que “es potente que el Gobierno se sume a una estrategia que los municipios ya llevábamos varios meses con respecto a poder repartir cajas de alimentos que es algo tan necesario; esto se suma a otras iniciativas como los bonos y el ingreso familiar de emergencia, que también van complementando. Ahora, en la comuna ya hemos entregado a la fecha más de 6.000 cajas de alimentos y obviamente estas cajas adicionales van a permitirnos hacer barridos por barrio: vamos a definir los barrios más vulnerables”.

Asimismo, precisó que, previo a la entrega masiva de cajas a lo largo del país, “vamos a comenzar con un piloto en algunas comunas, entiendo que este viernes para ir manejándolo. El esfuerzo logístico para repartir 2 millones y medio de cajas lo sabemos los alcaldes qué significa, es una cosa monstruosa, por lo tanto hay que hacer algún piloto para poder definir algunos criterios logísticos y después, obviamente vamos a hacer la entrega.

En esa misma línea, Carlos Cuadrado, alcalde de Huechuraba, manifestó a su vez que “ya fuimos informados por la Intendencia Metropolitana del número de cajas que corresponden a nuestra comuna y los días de reparto estimados en que se va a hacer ese reparto con los apoyos logísticos necesarios  y con la concurrencia municipal. Sería a lo largo de la próxima semana cuando seguramente vamos a entrar a repartir las cajas de mercadería en nuestra comuna y, por lo tanto, también es una aporte directo a los vecinos que lo están pasando mal”.

Sin embargo, compartiendo las aprehensiones de Guillermo Holzmann, el jefe comunal comentó que “hemos planteado la necesidad de fijar precios respecto de los alimentos de primera necesidad, en el entendido que la compra por parte del Estado de 2 millones y medio de cajas, más la compra simultánea que están haciendo los municipios en Chile, va a producir una baja de stocks  que necesariamente va a producir un aumento (de precios) que ya se empieza a apreciar y que es injusto que nuestros vecinos lo paguen”.

Finalmente, el presidente de la Asociación Chilena de Municipalidades (AChM) y alcalde de Puerto Natales, Fernando Paredes, se sumó a las dudas acerca de la forma exacta sobre la distribución del beneficio, al declarar que”solamente sabemos que por ser algo que se está canalizando a través del Ministerio del Interior, podría estar pensándose en una entrega a través  gobernaciones”.

En este contexto, sin embargo sostuvo que “nosotros creemos como Asociación que aquí tienen que tomar parte los municipios, pero será una materia que deberá definir el Gobierno para poder hacer llegar lo más pronto posible esta ayuda”.

Lo anterior ya que, tras reunirse previamente con el ministro de Desarrollo Social, Sebastián Sichel, comentó a principios de esta semana que “la estrategia o la planificación de cómo se va a entregar este beneficio todavía no está clara”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí