En su nuevo rol de “entrevistador” el presidente de la Democracia Cristiana, Fuad Chahin, a través del canal Instagram de la Falange, conversó acerca de la situación actual de la pandemia de coronavirus en el país, y la estrategia que está aplicando el Gobierno para enfrentarla, con el secretario general del Colegio Médico, José Miguel Bernucci, quien se refirió al papel que juega el Colmed en la Mesa Social Covid, señalando que “lamentablemente ha sido una relación de dulce y agraz con la Mesa en general”.

Al respecto, el médico explicó que dicha relación “no es con una persona en particular; es principalmente porque para hacer un análisis más general, aun no existe total claridad de cuál es el rol que juega la Mesa Social Covid: si es un espacio para deliberar, es un espacio para aconsejar, si es un espacio para solicitar, o es un espacio para hacer catarsis”.

En ese contexto, Bernucci detalló que “la verdad que lo que nosotros veíamos como diseño de la Mesa Social era que fuese una especie de rendición de cuentas del Ministerio, sin compartir la toma de decisiones”, reconociendo que “en realidad, en pandemia y en situaciones de urgencia de los países, tiene que haber una voz de mando, el Presidente de la República, el ministro que usted estime conveniente“.

Sin embargo, su crítica va en el sentido que, pese a la existencia de este hombre fuerte, “efectivamente tiene que haber un sistema donde las medidas que se vayan a implantar se deben a lo menos discutir previamente. ¿Para qué? para hacerle justamente mejoras o correcciones antes de implantarlas”.

Al respecto, puso como ejemplo el anuncio que hizo el gobierno algunas semanas atrás del plan Retorno Seguro: “Un viernes tuvimos una reunión de Mesa Social Covid en la mañana, no se habló absolutamente nada del tema del retorno seguro, y en la tarde el Gobierno plantea el retorno seguro de los funcionarios públicos sin citar a la ANEF, de la vuelta a clases sin citar al Colegio de Profesores; entonces los periodistas nos van a poner el micrófono y nos preguntan “bueno y esto ¿lo discutieron?”, “no, la verdad que no lo discutimos”.

Ante ese escenario, el dirigente gremial indicó “que eso tiene justamente un impacto comunicacional, pero también tiene un impacto de diseño; eso quiere decir que, efectivamente, la Mesa Social Covid estaba siendo – voy a hablar en pasado- un elemento decorativo más que un insumo para que el ministro pueda tomar mejores decisiones“, subrayando que “entonces, después de la reunión con el Presidente, después de algunos enojos de nuestra presidenta, esperamos que La Moneda pueda reaccionar”.

Con este panorama, Bernucci manifestó que la Mesa en su estado actual o una versión “2.0” debiera “cumplir un rol de rendidor de cuentas o accountability del ministro: si estamos viendo que nos está yendo mal, haya una voz oficial que sea consensuada que le diga “oiga ministro, oiga Gobierno, oiga Estado, ¿sabe qué? necesitamos cambiar el rumbo”. Porque cuando aparecemos nosotros como Colegio diciéndole al ministro “sabe qué, está equivocado el rumbo”, nos tildan de que es una crítica política, cuando en realidad es una crítica técnica”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí