El Gobierno canta victoria en medio de la pandemia por el CORONAVIRUS, puesto que un 23,3% de los hogares del país fue victimizado durante el año 2019, cifra que es menor desde 2013, de acuerdo lo que muestra la última Encuesta Nacional Urbana de Seguridad Ciudadana (ENUSC), la cual mide el porcentaje de hogares que han sufrido un delito de mayor connotación social y la percepción de las personas sobre la delincuencia en el país.

La caída de -2,1 puntos porcentuales en relación con el mismo estudio del año anterior es estadísticamente significativa y da cuenta de que 105.283 hogares dejaron de ser victimizados, lo que confirma la tendencia a la baja que ya se había registrado durante 2018.

Cuatro regiones del país mostraron una disminución estadísticamente significativa de este indicador: Atacama (-6,8 puntos porcentuales), Valparaíso (-3,3), Biobío (-3,4) y Aysén (-4,7). La única excepción fue la Región de Magallanes, donde la victimización registró un alza significativa de 4,8 puntos porcentuales.

Un 5,7% de los hogares declaró haber sido re-victimizado, es decir, sufrir más de un delito en los últimos 12 meses, mientras que la victimización personal alcanzó un 8,9%. Ambas cifras se mantuvieron estables en comparación con el año anterior.

En lo que respecta a la Región Metropolitana, la victimización pasó de 30,1% a 27,4%, una variación que no es significativa.

Disminuyen los robos a su menor nivel desde 2013

Durante el año 2019, los hogares del país fueron victimizados principalmente por hurto (8,6%), robo con violencia o intimidación (3,8%), robo por sorpresa (3,7%), robo con fuerza en la vivienda (3,5%) y lesiones (1,6%).

No obstante, los delitos de robo con violencia e intimidación, y robo con fuerza en la vivienda, registraron una disminución significativa y alcanzaron su menor índice desde el año 2014, mientras que las lesiones, robos por sorpresa y hurtos se mantuvieron estables.

En relación a los hogares que declaran poseer vehículos particulares, 10,5% han sido víctimas de robo de accesorios de o desde el vehículo, y un 1,0% de robo de vehículo. Respecto de la medición del año 2018, no se presentan diferencias estadísticamente significativas.

Una situación relevante que también arrojó la ENUSC fue el alza significativa de delitos cibernéticos como las estafas por internet (1,6% a 2%) y la suplantación de identidad en cuenta bancaria (1% a 1,4%), así como otras estafas de connotación económica (1,1% a 1,6%).

Sube percepción de inseguridad y aumenta denuncia

La ENUSC revela también que el 82,0% de las personas cree que la delincuencia aumentó en el país durante 2019. Respecto del 2018, esta percepción aumenta en 5,2 puntos porcentuales, cuando alcanzó el 76,8%.

Esto significa que, durante el 2019, 692.177 personas comenzaron a creer que la delincuencia aumentó en el país respecto del año 2018, diferencia que es estadísticamente significativa. El 37,0% de los entrevistados cree que será víctima de un delito en los próximos 12 meses.

Esto representa una diferencia de 1,1 puntos porcentuales respecto al año 2018 (38,1%), lo que no es estadísticamente significativo. La encuesta identificó cuáles son las fuentes de información respecto de la percepción de la evolución de la delincuencia en el país.

En este sentido las noticias en televisión (41,1%) siguen siendo mucho más importantes que la información de otras personas (16,4%) como amigos, vecinos o conocidos, o que la experiencia personal (13,3%).

Respecto de la denuncia, durante el año 2019, el 36,4% de los hogares victimizados denunció al menos un delito de mayor connotación social. En comparación con 2018 (35,1%), se observa un aumento que no es estadísticamente significativo de 1,3 puntos porcentuales.

La ENUSC se realizó entre los meses de octubre y diciembre del año 2019, y estuvo a cargo del Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

Tal como en años anteriores, se construyó a partir de entrevistas cara a cara en hogares urbanos y a personas mayores de 15 años, donde fueron entrevistados más de 24 mil hogares, que engloban a más de 13 millones de personas y permiten que el error muestral de este sondeo sea de solo 1,1%.

Por su parte, la subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell, señaló que la cifra de disminución en los delitos responde a la Encuesta Nacional Urbana, la cual solamente analiza los sectores urbanos del país y en “eso tenemos una disminución de un 2,1% en comparación al año anterior, que ya también tenía una disminución del 28% al 25,6%“.

Explicó que “respecto al contexto que estamos viviendo hoy día, tenemos una disminución de los casos policiales en los últimos 28 días muy importantes, casi un 40%, y en los delitos violentos de un 23%. Sin embargo, existe también una percepción de inseguridad asociada al aumento en ciertas comunas del robo con violencia e intimidación“.

Si bien el contexto de los delitos de mayor connotación social mostraron esta disminución el año 2019, en la encuesta también estamos viendo que los casos policiales están disminuyendo en el contexto de la pandemia. Lo importante es siempre comprender que toda política pública relacionada con la seguridad de la ciudadanía tiene que considerar tanto la victimización, es decir, los delitos que han ocurrido, pero también la percepción de inseguridad“, aseguró.

Martorell arguyó que la encuesta del año 2019 “ya refleja un aumento de la percepción de inseguridad de 5,2%, lo que es estadísticamente significativo. Y es por eso que no solamente las decisiones están en disminuir la delincuencia, sino también el poder entregarle a las personas la sensación de seguridad, porque eso es lo que influye profundamente en la calidad de vida de todos“.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí