En medio de informaciones que indicarían un eventual sub registro de los muertos por Covid-19 en el país, el ministro de Salud Jaime Mañalich afirmó esta mañana durante la entrega del balance diario en La Moneda, que acordó con la Contraloría General de la República la realización de una auditoría de todas las fuentes de información que utiliza el Ministerio para elaborar los reportes.

“Le hemos pedido, y hoy vamos a oficializar pero ya el señor contralor ya estuvo de acuerdo con esto, le hemos pedido a la Contraloría General de la República, que audite completamente las fuentes de información, las bases de información que hoy día utilizamos para todos estos reportes  y que garantice, evalúe, corrija si es el caso, que estén conformes a la reglamentación internacional de la OMS“, señaló la autoridad.

Y añadió que ” sé que hay países donde, por ejemplo a los fallecidos no se les hace examen de PCR; yo sé que hay países en los cuales las cifras de muertos por esta enfermedad deben ser severamente subreportadas como aparece ayer en un artículo de la prensa internacional. No es el caso de nuestro país, pero así y todo insisto: hemos pedido esta revisión para estar seguros y dar transparencia de que la información que estamos entregando corresponde a los registros de todas sus fuentes”.

Las dudas acerca del correcto registro de fallecidos por causa del coronavirus se reanudaron luego de la publicación este viernes de un reportaje por parte de CIPER Chile, en el que se indica que “hasta el lunes 25 de mayo, las autoridades daban cuenta de 806 fallecidos por Covid. Pero a esa fecha el Registro Civil había inscrito 869 decesos en los que se anotó el virus como causa. El mismo servicio también inscribió otras 316 muertes bajo “sospecha” u “observación” de Covid o con examen pendiente”.

De acuerdo al medio digital, el ministro le señaló al respecto que “la diferencia detectada por CIPER puede deberse a médicos que anotaron Covid en el certificado de defunción, pero que no hay un test PCR que lo acredite. En todo caso, indicó que hay un “desfase” de alrededor de diez casos entre las muertes inscritas y las informadas oficialmente”.

En dicho contexto, al ser consultado esta mañana por el tema, indicó que “nosotros seguimos la guía que entrega la Organización Mundial de la Salud, que es pública, sobre las guías internacionales sobre la certificación y clasificación de Covid-19 como causa de muerte. Yo rogaría que se leyera con detención porque nosotros, dado que estamos en una declaración de emergencia de interés sanitario internacional, tenemos un compromiso jurídico vinculante con la OMS en el sentido de atenernos a sus normas, y lo que hacemos es contrastar los certificados de defunción, como sugiere para los países que tienen alto nivel de PCR como el nuestro, con este resultado“.

Añadió que “siendo concreto, nosotros revisamos todos los días en forma independiente, incluso a la plataforma epidigida, la plataforma informática del Minsterio, requiere que los médicos suban la información y a veces eso tiene un gran retardo, y es por eso que todos los días vamos al Registro Civil y vemos todos los certificados de defunción y los analizamos de acuerdo a si tiene, en cualquier tenor, la palabra Covid señalada en el certificado de defunción“.

No es primera vez que salta a la palestra la eventual discrepancia entre las cifras que diariamente entrega el Ministerio con las del Registro Civil. El ministro ya salió a responder a una de la periodista Alejandra Matus, quien informó a través de su cuenta de Twitter, que entre el 3 de marzo y 29 de abril 2020, 4.201 personas han muerto por enfermedades respiratorias, según cifras del Registro Civil, lo cual  pondría un manto de duda sobre la cifra real de fallecimientos a causa de Covid-19.

Ante ello, Mañalich explicó que la codificación de la causa de muerte se realiza en el Departamento de Epidemiología para la Información Sanitaria y ahí se clasifican las causas de fallecimiento.

Respecto de este informe, el ministro señaló el pasado 15 de mayo en Radio Duna que “los registros por la clasificación de enfermedades son similar a las causas de años anteriores, incluso hay un crecimiento menor ajustado por población. Estamos hablando de 1.949 fallecidos en los meses de marzo y abril”. 

Además, frente a lo publicado por el Registro Civil, Mañalich aseveró que “se basan en la información del DEIS. No creo que tengan al día la información. La actualiza con seis meses de retardo”. 

El ministro sostuvo que “es posible que hayan incluido en la pregunta por Transparencia qué carácter tuvo y si se incluyeron enfermedades que no corresponde a la clasificación internacional de enfermedades CIE 10, es algo que tengo que averiguar”. 

El Secretario de Estado aseveró que “nosotros no tenemos un exceso de muertes no explicadas como en otros países y la clasificación correcta es la que se hace con el CIE 10″.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí